Empresas

Honda logra un hitazo… pero…

La automotriz logró conquistar al público con su modelo S660, sólo que hay un pequeño inconveniente: la mayoría de estos autos fueron reservados por clientes mayores de 40 años, un síntoma del reto que implicará conquistar a las nuevas generaciones. 
Bloomberg
07 agosto 2015 14:5 Última actualización 10 agosto 2015 8:6
Honda Roadster

El Honda S660, Honda fue diseñado por un niño prodigio de unos 20 años. (Bloomberg)

Honda Motor ha agotado la totalidad de las 8 mil 600 unidades de sus nuevos roadsters, cuya producción estaba prevista para este año, y están completamente reservados hasta junio. El único problema: cuatro de cada cinco compradores del coche deportivo de 16 mil dólares son mayores de 40 años.

Ese es un grupo demográfico mucho mayor que el de otros modelos de la línea y muchos de estos clientes de más edad son clientes asiduos que compran la coupé como un segundo coche, de acuerdo con Misato Fukushima, una portavoz de la compañía. También muestra un contraste con el último auto deportivo que Honda introdujo en 1999, el S2000. En aquel entonces, sólo uno de cada cinco compradores eran mayores de 40 años de edad.

Si bien, los compradores habituales mayores demuestran que Honda tiene un fuerte seguimiento de los aficionados de siempre, un fracaso para atraer a los clientes más jóvenes perjudicará las perspectivas para el fabricante de automóviles en su mercado doméstico.

El problema no se limita a Honda. El estancamiento de los ingresos anuales y un sistema de transporte público eficiente significa que muchas personas más jóvenes en Japón no ven la necesidad de poseer un coche. El número de titulares de licencias de conducir por debajo de la edad de 40 años se ha reducido 46 por ciento en los últimos 13 años.

"Será un gran reto para Honda el de atraer a compradores más jóvenes", dijo Yoshiaki Kawano, analista de IHS Automotive. "Si se compara el factor demográfico y el ingreso promedio de hace 20 años, diría que la motivación de los jóvenes para comprar un coche así podría ser muy limitada".

Honda espera que el S660 sea popular entre los clientes de mayor edad, pero cree que la proporción de compradores jóvenes se elevará gradualmente, dijo Fukushima.

IMAGEN AVENTURERA

Con el S660, Honda apuesta a que su riesgo asumido -el coche fue diseñado por un niño prodigio de unos 20 años, sin experiencia en ingeniería- revivirá su imagen como un aventurero entre los principales fabricantes de automóviles, un productor de autos interesantes en lugar de simplemente modelos compactos, indescriptibles, del mercado de masas.

La demanda del S660 ha sido bastante dinámica y Honda planea reiniciar la toma de pedidos a partir de octubre.

Para Hitoshi Arai, de 66 años, conducir su flamante S660, de arriba hacia abajo, a través de la campiña, de dos a tres veces al mes, se siente como un soplo de aire fresco, literalmente. Los dos hijos adultos del empleado de banco jubilado, ambos en sus 30 años, no han compartido los paseos.

"El mayor ha demostrado cierto interés, pero el más joven simplemente no tiene interés en absoluto en los coches", dijo Arai, quien también es propietario de un vehículo utilitario deportivo de Honda. "Él prefiere andar en su bicicleta".