Empresas

Holcim y Lafarge acuerdan nuevos términos para fusión

Tras algunas semanas de incertidumbre, la fusión de Holcim y Lafarge sigue en pie, aunque aún está por definirse quién seré el líder de lo que sería la cementera más grande del mundo. 
Reuters
20 marzo 2015 7:15 Última actualización 20 marzo 2015 7:15
Holcim

La fusión crearía una compañía con un valor en el mercado de unos 55 mil millones de dólares. (Bloomberg)

La suiza Holcim y la francesa Lafarge acordaron nuevos términos para su plan de fusión que crearía la cementera más grande del mundo, lo que mejora el negocio para accionistas descontentos de la compañía suiza.

Aunque la fusión ha vuelto a terreno firme tras algunas semanas de incertidumbre, las dos firmas aún tienen que acordar quién será el jefe de la entidad combinada, con ventas anuales de más de 30 mil millones de euros, equivalentes a unos 32 mil millones de dólares.

Tras días de intensas negociaciones, ambas acordaron que los accionistas de Lafarge recibirán ahora nueve acciones de Holcim por cada 10 acciones que posean en la compañía francesa, en vez de la proporción de uno a uno acordada cuando se divulgó el negocio en abril de 2014.

Las empresas también acordaron que el jefe de Lafarge, Bruno Lafont, ya no se convertirá en el presidente ejecutivo de la compañía combinada y en vez de eso tendrá el cargo de copresidente no ejecutivo junto al presidente de Holcim, Wolfgang Reitzle.

"Mi actitud desde el domingo ha sido mostrar que hombres no deberían impedir que tenga lugar esta fusión y, al contrario, deberían hacer todo para hacerla posible", declaró Lafont a periodistas en una teleconferencia.

Sin embargo, las empresas no anunciaron a un nuevo presidente ejecutivo el viernes, dejando la dudas sobre qué tensiones aún no están resueltas entre ambas y haciendo que el acuerdo parezca menos una fusión entre iguales, como fue presentada hace casi un año.

"Esto no es suficiente para asegurar un acuerdo y no es al fin de la historia, dijeron analistas de Bernstein en una nota.

Las empresas también dijeron que algunos accionistas clave de ambas compañías confirmaron su apoyo a los términos revisados de la fusión.

Thomas Schmidheiny, un expresidente de Holcim, heredero de su fundador y con una participación de 20.1 por ciento, dijo que recibe con beneplácito el nuevo acuerdo.

"Esta es una fuerte señal de que la lógica industrial de integración ha prevalecido y, con él, sus perspectivas a largo plazo", comentó en un comunicado.

Nassef Sawiris, que tiene 16 por ciento de Lafarge, dijoque respalda el acuerdo y que no le preocupa que los accionistas de Holcim no voten a favor del mismo.

La postura del empresario ruso Filaret Galchev, que es dueño de un 10.8 por ciento de Holcim a través de Eurocement Holding AG, podría ser clave. Un portavoz de Eurocement no estaba disponible de inmediato para comentar.