Empresas

Hi-Lex alcanzará ventas por 120 mdd en este año

01 febrero 2014 8:11 Última actualización 31 diciembre 2013 5:51

 [La empresa de origen japonés está exportando 70% de su producción actual / El Financiero]


 
 
 
Mary Liñán González
 
QUERÉTARO.- La empresa Hi-Lex estima cerrar este 2013 con ventas por un monto de 120 millones de dólares, que representa 5.25 por ciento más que lo obtenido el año pasado, cuando facturaron 114 millones, afirmó el vicepresidente de Operaciones de su planta ubicada en la capital del estado, Carlos del Olmo.
 
La compañía de capital japonés, que produce diferentes tipos de cables para la industria automotriz –como por ejemplo para frenos, transmisiones, deslizamiento de asientos, accionamiento de cajuela y cofre, entre otros-, así como elevadores para ventanas, calificó el 2013 como un año “bastante positivo”.
 
Nuestra proyección de crecimiento a cinco años es de entre 25 y 30 por ciento en ventas y en productos, y en este año dimos un paso más para alcanzar dicho propósito”, aseveró.
 
En materia de la producción, la planta ubicada en la capital queretana fabrica entre 85 mil y 90 mil cables, y entre tres mil 500 y tres mil 800 elevadores diarios; y cuenta con 50 líneas de ensamble para realizar esta producción.
 
“El 70 por ciento de la producción que tenemos aquí se exporta, y 30 por ciento se queda en México. Tenemos alrededor de 20 clientes, y el 100 por ciento de las armadoras consumen nuestros productos”, aseguró.
 
La planta en la ciudad de Querétaro cuenta con tres naves, de las cuales dos están dedicadas a la fabricación de componentes y partes para utilizarse en la línea de ensamble; y una nave donde están instalas dichas líneas, y es donde finalmente terminan fabricándose los productos.
 
Hi-Lex tiene también una segunda planta que se encuentra en proceso de formación, la cual se encuentra ubicada en el municipio queretano de El Marqués. Estas instalaciones estarán diseñadas para que fabriquen de forma exclusiva elevadores de ventana y algunos cables especializados, de manera que la planta en operación también pueda especializar su producción en ciertos tipos de conectores.