Empresas

Hershey prevé menores ventas ante debilidad de mercado en China

La empresa fabricante de chocolates dijo que recortaría 300 empleos como parte de un nuevo programa de reducción de costos, ante la debilidad del mercado chino y las dificultades para atraer clientes en Estados Unidos. 
Reuters
19 junio 2015 11:14 Última actualización 19 junio 2015 11:14
La impresión 3D de un chocolate Hersheys

Desde su primera producción en 1907, los chocolates Hershey se han hecho de manera tradicional. Hoy en día gracias a la tecnología de las impresoras 3D, la empresa está experimentando con fabricar sus chocolates de esta manera. Lo que hará que la producción en masa ahora sea una producción en masa, pero personalizada. Hershey tendrá a la venta chocolate tridimensional para fin de año.

El fabricante de chocolates Hershey redujo su pronóstico anual de crecimiento de ventas, argumentado la debilidad del mercado en China.

Además, anunció que recortaría 300 puesto de trabajo a finales de año, como parte de un nuevo programa de recorte de costos.  

Se espera que las ventas crezcan entre 4 y 5 por ciento en todo el año, excluyendo fluctuaciones en monedas extranjeras, respecto a una estimación previa de un incremento de entre 6 y 7 por ciento, dijo la empresa.

El crecimiento económico de China se desaceleró a mínimos de seis años de 7 por ciento en el primer trimestre, llevando a los consumidores a limitar los gastos en regalos y gratificaciones, incluso durante el periodo festivo del Año Nuevo Chino en febrero.

Los desafíos macroeconómicos están causando una continua debilidad en China, particularmente en hipermercados de primer nivel donde la compañía genera la mayoría de sus ventas de chocolates, dijo Hershey.

Las ventas en China se redujeron casi a la mitad en el primer trimestre en comparación con igual periodo del 2014, llevando a analistas a advertir que estaba en peligro el objetivo de ventas anuales de Hershey en el país, de 450 millones de dólares.

Los problemas de Hershey en China no podrían producirse en peor momento, ya que la empresa también enfrenta dificultades para atraer a clientes cada vez más conscientes de su salud en Estados Unidos.