Empresas

Hacer seguro y funcional nuevo AICM, el reto: IATA

El mayor reto que tiene el gobierno y la industria aérea nacional es el hacer funcional y seguro el nuevo AICM desde el momento de diseñar y empezar la construcción, dijo Thomas Windmuller, vicepresidente de Aeropuertos, Pasajeros y Servicios de carga de IATA.
Mario Maldonado
16 septiembre 2014 20:54 Última actualización 17 septiembre 2014 4:55
Presentan plan ambiental e hídrico para el nuevo AICM

Semarnat y Conagua presentaron el plan maestro ambiental y el plan hídrico de construcción del nuevo AICM; el proyecto operará con energía 100 por ciento limpia a partir del año 2020 y usará 100 por ciento de aguas residuales.

Hacer funcional y seguro el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) es el mayor reto que tiene el gobierno y la industria aérea nacional, consideró la Asociación Internacional de Trasnporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés).

Thomas Windmuller, vicepresidente de Aeropuertos, Pasajeros y Servicios de carga del organismo multinacional, comentó a El Financiero que es importante que al momento de diseñar y empezar la construcción del nuevo aeropuerto capitalino se tomen en cuenta las cuestiones de seguridad necesarias para atender la creciente demanda de personas y carga que surgirá en el futuro.

“Creo que el reto para México es el incremento del tráfico aéreo, porque habrá más gente y carga llegando a su país, lo cual necesitan procesos eficientes, así que la tecnología va a ser muy importante para no comprometer la seguridad”, indicó en entrevista durante el World Travel and Tourism Council (WTTC) que se llevó a cabo en Lima, Perú, la semana pasada.

El pasado 3 de septiembre, el gobierno federal presentó el proyecto del nuevo AICM, el cual contará con una torre de control y tres pistas que podrán dar servicio a 50 millones de pasajeros por año. El recinto aéreo permitirá atender la demanda necesaria de transporte de viajeros de la próxima década, a partir de 2018, cuando se estima podría terminarse.

La decisión se tomó debido a la saturación que enfrenta el actual aeropuerto capitalino. Al respecto, el directivo de la IATA reconoció que la saturación de un recinto aéreo tan importante podría generar dificultadas y poner en riesgo la seguridad de los pasajeros y las aerolíneas.

“El número de personas que viaja está incrementándose y el nivel de seguridad sigue igual, entonces el reto es ir a la par, para que uno no sobrepase al otro. Hasta ahora México ha hecho un buen trabajo en términos de seguridad”, expresó.

A nivel global se está implementando un programa de confianza para los viajeros, de manera que todos los aeropuertos tengan los mismos niveles de seguridad, por lo que México debe estar listo para integrarse a dicha campaña, consideró.

Sobre si el organismo que agrupa a las principales empresas y operadores de la industria aérea global tiene una lista o calificación en torno a la seguridad de los aeropuertos en México, apuntó que únicamente aportan recomendaciones y vigilan los procedimientos con los que se opera a nivel internacional.