Empresas

Hacen candidatos examen maratónico para IFT y CFCE

10 febrero 2014 4:51 Última actualización 05 agosto 2013 5:42

[Cuartoscuro]


 
 
Adrián Arias

Alrededor de 8 horas duró el examen de conocimientos para los aspirantes por a un cargo de comisionados en el Instituto Federal de las Telecomunicaciones (IFT) y la Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE).
 
 

Hicieron el examen 115 candidatos de un total de 119 que cumplieron el requisito para entrar a este filtro, esto, en medio de fuertes medidas de seguridad y bajo la observación de cámaras de video y la participación de notarios públicos que supervisaron el proceso.
 
 

EL FINANCIERO asistió el pasado sábado al Casino Naval, lugar donde se aplicó la prueba y conversó con aspirantes que realizaron el examen, que pidieron el anonimato y revelaron los detalles del proceso. Algunas de estas personalidades son: Mony De Swaan Addati, presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), Héctor Olavarría Tapia, e xsubsecretario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Irene Levy, presidenta del Observatorio de las Telecomunicaciones (Observatel), Gerardo González Abarca, ex comisionado de Cofetel, así como Fernando Borjón, Luis Lucatero, Gonzalo Martínez Pous y Mario Fromow, actuales miembros del organismo regulador.
 
 
Otros expertos en telecomunicaciones que también realizaron el examen son: Carlos Silva, Rafael Eslava, Fernando Butler, Juan Ludlow, Luis Canchola, Juan José Crispín y Fernando Carrillo. De los 115 aspirantes que presentaron la prueba, 33 lo hicieron para tener un puesto en la CFCE, 66 aplicaron para el IFT y 16 aplicaron para ambas entidades.
 
 
A más tardar el próximo 10 de agosto el Comité de Evaluación entregará al Ejecutivo federal las ternas de las personas con los mejores promedios para que el presidente de la República haga su selección de comisionados y sean ratificados por el Senado. El examen se dividió en tres bloques de 75 reactivos cada uno y con dos periodos de tiempo para descansar.
 
 
Las preguntas fueron de opción múltiple enfocadas principalmente en temas de competencia y economía. “Había preguntas que podían tener dos respuestas viables, lo que generó confusión y estrés, al final muchos participantes coincidimos en que el examen estaba muy difícil”, comentó uno de aspirantes.
 
 
Para ingresar al examen los aspirantes tuvieron que pasar por varios filtros: El primero fue en la entrada del lugar, donde presentaron un formato que contenía sus datos junto con un holograma que era descifrado por un lector de código de barras. Allí los candidatos tuvieron que dejar en casilleros sus pertenecías. Posteriormente se les proporcionó un sticker que debieron portar pegado en la ropa para pasar al segundo filtro, en donde les retiraron el sticker y lo sustituyeron por una credencial que contenía sus datos y el nombre de la institución por la cual concursaron.
 
 
Después pasaron al área de cubículos donde se les aplicó la prueba en computadoras previamente instaladas. El último bloque del examen fue sobre habilidades gerenciales en donde se les aplicaron preguntas sobre el manejo de estrés en situaciones hipotéticas y aspectos de personalidad. La prueba inició alrededor de las 8 de la mañana, terminó casi a las 4 de la tarde del pasado sábado y fue supervisada por el Notario Público Número 5.