Empresas

Guerrero acusa error
de ICA en obra

Un retraso de año y medio y más de 350 millones de pesos fue el costo tuvo que pagar el gobierno de Guerrero por un error de planeación en el proyecto de transporte público Acabús, a cargo de ICA.
Enrique Villagómez / corresponsal
10 abril 2014 14:18 Última actualización 10 abril 2014 14:22
ICA (Tomada de internet)

(Tomada de internet)

ACAPULCO, Gro.- Un error de planificación en la obra para modernizar el transporte público en Acapulco costó al gobierno de Guerrero desembolsar más 350 millones de pesos y un retraso de año y medio en la ejecución y conclusión del proyecto denominado “Acabús”, acusó el coordinador general de este sistema, Geovel Guinto.

Entrevistado al término de su comparecencia ante empresarios locales que integran el grupo “Aca”, el funcionario estatal, aseguró que el nuevo sistema de transporte público estará en funciones hasta el mes de noviembre próximo, es decir, un año y medio después de lo proyectado por el gobernador Ángel Aguirre, quien dijo que el “Acabús” estaría en operación en agosto del 2013.

Fue en marzo del 2012, cuando la empresa ICA inició la construcción hidráulica del proyecto Acabús con una inversión de mil 797 millones de pesos, los cuales serían aportados por el gobierno de Guerrero, los Concesionarios del Sistema Integrado de Transporte y por el Fondo Nacional de Infraestructura.

Uno de los factores que también contribuyeron en el retraso de la obra fue la suspensión de los trabajos durante varias semanas debido a las constantes amenazas a trabajadores y responsables del proyecto por parte de la delincuencia organizada, quien exigía el pago de una cuota para permitirles continuar desarrollando el proyecto.

De esos recursos, mil 101 millones de pesos se destinarían a infraestructura vial en 36.2 kilómetros de concreto hidráulico, paradores y el adecuamiento para las rutas, mientras que 696 millones serían para la compra del equipo de transporte y para la instalación de los sistemas de cobro con tarjeta electrónica.

Sin embargo, durante el desarrollo de la obra, se tuvo que reconstruir el sistema hidrosanitario de diversas zonas por donde se construyó este proyecto, lo cual generó un desembolso adicional de más de 350 millones de pesos, porque este inconveniente no fue contemplado en el proyecto original, señaló Guinto.

Ante los cuestionamientos del sector empresarial, el funcionario reiteró que será hasta noviembre cuando comience a operar formalmente este nuevo sistema de transporte público, el cual cobrará 9 pesos por viaje sencillo, en lugar de los 6 pesos que originalmente se habían proyectado.