Empresas

Grupo Museo de Cera reclama respeto a derechos sobre marca

01 febrero 2014 6:25 Última actualización 07 diciembre 2013 9:47

  [Tenemos los derechos de uso de la marca Ripley, uso de imagen y del logotipo para México y Latinoamérica en exclusiva. / Cuartoscuro] 


 
Notimex
 
El Grupo Museo de Cera expresó su preocupación por la calidad de las piezas que se exhiben en instalaciones similares, en detrimento de la imagen de este sector, y reclamó respeto a sus derechos sobre la marca Ripley y del logotipo.
La responsable de Comunicación y Relaciones Públicas de ese grupo (que maneja los Museos de Cera y de Ripley o de lo Increíble), Alejandra Urbina Orduña, dijo: "nuestra preocupación es preservar la imagen de calidad, del servicio y la tradición que tiene este grupo".
"A mí lo que más me preocupa es la calidad de las piezas que ellos vayan a presentar, porque si alguien va a un museo de cera de baja calidad va a decir: ?¡ah! ¿esto es un museo de cera??. Y no vuelve a ir a otro. Entonces a mí esa sería la parte que me preocuparía, no realmente que nos perjudiquen comercialmente sino en imagen".
En entrevista, Urbina Orduña reconoció que en Tlalnepantla, Estado de México, existe un proyecto del ayuntamiento y del artista Enrique Ramos para poner en operación un museo de este sector, y ha visto una pendón exhibido con el logotipo de Ripley.
Aclaró que "nosotros tenemos en el grupo los derechos de la marca Ripley, la marca que es el museo de Ripley o de lo Increíble, el uso de imagen, el logotipo, el ¿aunque usted no lo crea?, que es nuestro eslogan, y tenemos el título de derechos de uso para México y Latinoamérica en exclusiva".
Reconoció que Enrique Ramos ha hecho trabajos que forman parte de la colección internacional de Ripley, aunque en México no hay pieza alguna del artista, pero "esa parte no da derecho de uso de una marca comercial".
"Esos derechos los tiene para sí el Grupo Museo de Cera y ahí está la cuestión, que no pueden, a pesar de que haya hecho algunas obras, hacer uso de la marca como tal", insistió.
Comentó que ante esta situación, el Grupo Museo de Cera hizo llegar una carta al ayuntamiento de Tlalnepantla, "que fueron quienes empezaron a hablar de un Museo de Ripley y de lo Increíble", donde explicaron que "nosotros tenemos derecho de uso de la marca".
"Desafortunadamente yo pienso que no ha habido mucha coordinación entre las autoridades del ayuntamiento con el propio escultor, el propio artista, porque dijo que no era un museo de Ripley, sino de lo Increíble, y resulta exactamente lo mismo", reiteró.
Confió en que no se utilicen la marca, la imagen o el eslogan del Grupo Museo de Cera, aunque insistió en que el pendón colgado en Tlalnepantla, donde se exhibe una tortilla monumental, tiene el logotipo de Ripley, "y esa parte no la pueden estar utilizando, ni el nombre, ni el logotipo, porque nosotros tenemos la marca registrada a nuestro favor".
Explicó que como autor de esa tortilla monumental al artista se le otorga un reconocimiento, como a todos los creadores de piezas de este tipo de museos, "pero eso no le da derecho de uso ni a él ni a ningún otro autor de ostentarse como la marca".
Urbina Orduña aclaró que como empresa el Grupo Museo de Cera está listo para una situación de esta magnitud, "que esperamos que no llegue a mayores, pues obviamente, por el nombre del museo, por su prestigio, no queremos que nos confundan con alguien".
Hizo notar que la afluencia a los museos de este grupo es "variable" en sus sedes de la Ciudad de México, Guadalajara y Veracruz, pues depende mucho de las visitas escolares, en las cuales suele haber entre 70 y 200 niños, considerando dos o tres escuelas.
Mencionó que en temporada vacacional o en los fines de semana largos hay mayor afluencia, aunque dependen mucho de que haya o no fútbol, de la lluvia y las marchas, por encontrarse en la calle de Londres, cercana a Paseo de la Reforma y a la Secretaría de Gobernación.