Empresas

Grupo ADO participará
en el proceso de licitación del transporte de Portugal

A través de su filial Avanza, Grupo ADO busca participar en los proyectos del transporte urbano de las ciudades de Oporto y de Lisboa que el gobierno lusitano licitará.
Eduardo Ortega / Enviado
06 junio 2014 8:45 Última actualización 06 junio 2014 8:53
[ADO tiene su sede central en la ciudad de México/Cuartoscuro] 

[ADO tiene su sede central en la ciudad de México/Cuartoscuro]

LISBOA.- La empresa mexicana Grupo ADO participará en el proceso de privatización del sector transporte de Portugal, informó su director, José Antonio Pérez Antón.

Entrevistado en el marco del Seminario Oportunidades de Negocio México-Portugal, el empresario explicó que la compañía, a través de su filial Avanza, espera en los próximos meses el anuncio de las bases de licitación para definir un plan de inversiones.

El gobierno lusitano licitará el transporte urbano de las ciudades de Oporto y de Lisboa, lo cual incluye el metro y el sistema de tranvías.

"Estamos listos, estamos participando. Nuestro equipo de España y de Portugal están al tanto, están en diálogo constante con las autoridades", señaló.

Destacó que ADO es un grupo sólido y que pueden traer a la península ibérica la experiencia de 75 años que han desarrollado en México.

El Grupo Avanza, la filial de Grupo ADO en Europa, tiene casi dos mil unidades y cinco mil empleados en España y Portugal, donde mueve alrededor de 300 millones de pasajeros por año.

De acuerdo con el directivo de ADO, en México hay empresas que han emprendido desde hace muchos años sus procesos de internacionalización y han sido muy exitosos, como Cemex, Bimbo, Gruma o Mexichem, que han mostrado que sí se puede.

"Y eso para muchas empresas, particularmente la nuestra, ha sido un fuente de inspiración", agregó.

El gobierno portugués ha instado a las empresas Metro de Lisboa, Carris, Metro de Oporto y STCP a que preparen las licitaciones de sus servicios.

La deuda actual de esas empresas asciende a unos 9 mil millones de euros, la cual no será asumida por las operadoras privadas que ganen los concursos.

La mayor parte de los trabajadores será transferida a las nuevas empresas.