Empresas

Gobierno garantiza
con 770 mdp acciones ambientales del NAICM

El gobierno federal contratará una fianza de 770 millones de pesos para garantizar que se cumplan las obras de remediación, que reducirán el impacto ambiental por la construcción del nuevo AICM, una de las garantías más grandes que se han registrado en México. 
Claudia Alcántara
07 junio 2015 19:51 Última actualización 08 junio 2015 4:55
El nuevo aeropuerto

El nuevo aeropuerto se construirá en terrenos de propiedad federal. (Tomada de YouTube)

Para asegurar que se cumplan las obras de remediación, que reducirán el impacto ambiental por la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el gobierno federal contratará una fianza de 770 millones de pesos.

Según la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el monto de la garantía de cumplimiento de planes de compensación ambiental, será uno de los más grandes que se han registrado en México en proyectos de infraestructura.

“En caso de que la Secretaría así lo determine, Aeropuertos y Servicios Auxiliares presentará una propuesta de adquisición y/o contratación de seguro o fianza para garantizar el debido cumplimiento de las condiciones establecidas en la autorización de impacto ambiental”, señala la Manifestación de Impacto Ambiental del nuevo AICM.

Este tipo de garantías tiene como fin asegurar que si llegara a existir incumplimiento de las condiciones establecidas en la autorización del impacto ambiental, incluyendo las medidas de mitigación propuestas, los daños serán compensados o reparados por la SCT.

Según el documento, el estudio técnico determinó que se requiere de 48 millones 450 mil pesos para las etapas de preparación del sitio y construcción, así como un monto anual de 257 millones 150 mil pesos para la etapa de operación y mantenimiento para el cumplimiento de todas las condicionantes y medidas de mitigación.

Las medidas de mitigación van desde el riego para evitar la generación de partículas suspendidas, al momento de realizar movimiento de tierras y colocación de “bandereros” para regular el flujo vehicular al proyecto, hasta rescate y reubicación de flora y fauna, así como de vestigios arqueológicos.

“El proyecto es viable desde el punto de vista ambiental, siempre y cuando se realicen las obras de restauración y protección ambiental necesarias”, aseguró José Antonio Ortega, director general de Especialistas Ambientales.

El experto indicó que la MIA considera que el exvaso de Texcoco conservará su función hidrológica y ambiental en el Valle de México, para ello se crearán nueve cuerpos de agua para ampliar la capacidad de regulación.