Empresas

GMéxico pone en 'pausa' proyecto en Perú tras protestas

Southern Copper, controlada por Grupo México, anunció una 
pausa de 60 días en el desarrollo de su proyecto clave, Tía María, en Perú, luego de fuertes protestas en su contra.
Reuters
15 mayo 2015 17:28 Última actualización 15 mayo 2015 20:15
Proyecto Tía María de Grupo México en Perú. (Tomada de http://www.southernperu.com/)

Proyecto Tía María de Grupo México en Perú. (Tomada de http://www.southernperu.com/)

LIMA, Perú.- La minera Southern Copper, una de las mayores productoras de cobre del mundo, controlada por el Grupo México, anunció el viernes una "pausa" de dos meses en el desarrollo de su proyecto Tía María en Perú para despejar dudas de la población, que protesta contra el desarrollo del plan de mil 400 millones de dólares.

El anuncio del presidente de Southern Copper, Oscar González, se produjo poco después de que el presidente Ollanta Humala demandó a la empresa que busque un entendimiento con quienes se oponen a su millonario proyecto.

Agricultores de la provincia peruana de Islay, en la sureña región de Arequipa, protagonizan una protesta desde hace más de 50 días contra Tía María por el temor de que la operación contamine sus tierras y use sus fuentes de agua. Las manifestaciones ya dejaron tres muertos y cientos de heridos.

González dijo en un comunicado de la empresa que la "pausa" permitirá a todos presentar sus inquietudes y temores para identificar las soluciones, convenir el camino y definir las responsabilidades "en un plazo razonable".

"Hemos escuchado al (...) Presidente de la República y en el espíritu de recobrar el clima de convivencia pacífica que el país requiere, le solicitamos el tiempo y las facilidades necesarias para poder socializar el proyecto y despejar todas las dudas existentes en los próximos 60 días", afirmó.

Southern Copper estaba a la espera de la licencia del Gobierno para construir Tía María, una mina que produciría unas 120 mil toneladas de cobre desde el 2017, según la compañía, y que suma años de retraso.

Humala había dicho momentos antes en un mensaje transmitido por la televisión que el Gobierno no tiene motivos para suspender el proyecto porque enfrentaría acciones legales de la empresa, dejando en manos de la minera el destino del plan.

Una de las autoridades de la zona en conflicto dijo que pese al anuncio de la pausa en el proyecto, no estaba claro aún si los agricultores iban a deponer las protestas.

"Persistimos en lo mismo. Al final no es la empresa que toma la decisión, sino el pueblo", dijo el alcalde de la localidad de Cocachacra, Helar Valencia. "Hay un malestar tremendo", agregó.