Empresas

GM busca protección contra demandas previas a su bancarrota de 2009

Una presentación de demanda colectiva contra la automotriz pretende que las autoridades emitan una declaración que impida a GM usar la protección por bancarrota para evadir su responsabilidad legal.
Reuters
22 abril 2014 7:56 Última actualización 22 abril 2014 8:26
Industria automotriz

GM ha sido objeto de decenas de demandas en nombre de individuos heridos o muertos en accidentes de tráfico con coches defectuosos. (José Antonio Durán)

General Motors Co. presentó una moción en un tribunal de Estados Unidos para mantener la prohibición de presentar demandas relacionadas con defectos de encendido en coches vendidos antes de su bancarrota de 2009, mientras lucha contra una presentación colectiva que pretende anular la restricción.

Los demandantes también presentaron una demanda colectiva el lunes, buscando una orden que declare que GM no puede usar la protección por bancarrota para no tener responsabilidades legales.

El botón de arranque defectuoso se ha vinculado con al menos 13 muertes y la revisión de 2.6 millones de vehículos de GM.


GM salió de la protección por bancarrota en 2009 como una entidad legal diferente de la denominada antigua GM.

Bajo esos términos, la "nueva GM" es responsable de los incidentes anteriores a su salida de la bancarrota y cualquier demanda vinculada con asuntos previos a la misma deben presentarse contra lo que queda de la antigua GM.

"El nuevo pacto de revisión de GM no crea una base para que los querellantes demanden a la nueva GM por daños económicos vinculados a un vehículo o una parte vendida por la vieja GM", argumentó la empresa en un documento presentado el lunes en la Corte de Bancarrota para el Distrito Sur de Nueva York.

Desde que empezó a revisar vehículos en febrero, GM ha sido objeto de decenas de demandas en nombre de individuos heridos o muertos en accidentes de tráfico con coches defectuosos, además de clientes que dijeron que sus vehículos habían perdido valor como resultado de las acciones de la compañía.

Los querellantes argumentan que compraron o alquilaron vehículos con un botón de arranque defectuoso y acusaron a GM de ocultar fraudulentamente su conocimiento del defecto, diciendo que, como resultado, no tenía derecho a estar protegido contra demandas.