Empresas

General Motors enfrenta nueva demanda por muerte asociada a interruptor defectuoso

La solicitud presentada por GM para que desechara una demanda que acusa a la empresa de ocultar evidencia física de un interruptor de encendido defectuoso vinculado a la muerte de una mujer en 2010, fue rechazada por una corte estadounidense.
Reuters
10 agosto 2014 15:57 Última actualización 10 agosto 2014 15:57
Industria automotriz

General Motors. (AP)

NUEVA YORK.- Una corte estadounidense rechazó la solicitud que presentó General Motors para que se desechara una demanda que acusa a la automotriz de ocultar evidencia física de un interruptor de encendido defectuoso vinculado a la muerte de una mujer en 2010.

Según un comunicado emitido por la empresa, en una audiencia realizada el sábado, la jueza de la corte del condado de Cobb, Kathryn Tanksley, rechazó la moción de GM para que se desestimara la nueva demanda que presentó en mayo la familia de Brooke Melton.

La mujer murió en marzo de 2010 cuando una falla en el interruptor de encendido de su auto, un Chevrolet Cobalt modelo 2005, provocó que su auto chocara contra otro vehículo, según el texto de la demanda.

Ken y Beth Melton, sus padres, habían demandado a la empresa en 2011. En septiembre de 2013, llegaron a acuerdo por un pago de 5 millones de dólares.

La información que se obtuvo con la demanda original, incluidos cambios en el diseño del interruptor, hizo que GM llamara a revisión 2,6 millones de autos.

También llevó a investigaciones parlamentarias, federales y de otros tipos sobre si la empresa había retenido conocimiento del problema.

Tras la revisión de los vehículos, los Melton dijeron que le habían pedido a GM que retirase el acuerdo, pero la empresa se rehusó, según documentos judiciales.

En mayo, la familia presentó una nueva demanda en la que alegaba que la empresa ocultó fraudulentamente evidencia vital acerca del interruptor, y que un ingeniero de GM que testificó en el caso había cometido perjurio en su declaración sobre la pieza.

GM dijo que el caso debería desecharse porque ya había llegado a un acuerdo con los Melton, pero la jueza determinó que el caso podría seguir.

La empresa dijo que se sentía decepcionada por la decisión.

"GM revisará la orden de la corte una vez que se introduzca y volverá a evaluar sus opciones", dijo Pat Morrissey, portavoz de la empresa