Empresas

GE va por el mercado de impresión 3D; oferta por Arcam y SLM Solutions

En un intento por fortalecer su posición en el mercado de la impresión en tercera dimensión, General Electric lanzó sendas ofertas para adquirir a la sueca Arcam y a la alemana SLM Solutions.
Reuters
06 septiembre 2016 9:39 Última actualización 06 septiembre 2016 9:54
General Electric

La estadounidense (GE) ofreció un total de mil 400 millones de dólares por la sueca Arcam y la alemana SLM Solutions.

General Electric presentó el martes ofertas de compra por dos de los mayores fabricantes mundiales de impresoras en 3D con metales, la sueca Arcam y la alemana SLM Solutions, por un total de mil 400 millones de dólares, en un intento por fortalecer su posición en una tecnología de rápido crecimiento.

Las impresiones en 3D se han estado utilizando por décadas para elaborar prototipos, pero su uso se ha extendido en los últimos años para la producción industrial en masa y ahora se emplean para fabricar desde coronas dentales hasta implantes médicos y componentes ligeros de aviones.

GE ha sido por mucho tiempo uno de los mayores impulsores del uso industrial de impresiones 3D, ya que las ha utilizado para fabricar toberas para su nuevo motor de aviones LEAP, lo que marcó un importante avance en el empleo de la tecnología en la producción en masa.

GE, que sentó las bases de la impresión en 3D con la adquisición de los especialistas del sector Morris Technologies en 2012, dijo que espera que el negocio crezca a mil millones de dólares para 2020, con retornos atractivos.

El grupo estadounidense dijo que ofrecería 38 euros por acción, o un total de 683 millones de euros (762 millones de dólares), por SLM Solutions, que fabrica máquinas láser para la impresión en 3D de productos destinados a firmas aeroespaciales, energía, cuidado a la salud y automotrices.

Previamente, ya había acordado comprar 31.5 por ciento de sus títulos a accionistas importantes, informó.

GE también ofreció 285 coronas por papel, o un total de cinco mil 860 millones de coronas (685 millones de dólares), por la firma Arcam, que inventó una máquina basada en rayos de electrones para la tecnología de impresión 3D con metales y ofrece sus productos mayormente a las industrias de salud y aeroespacial.

Las tecnologías de Arcam y SLM se complementan
, ya que la firma sueca utiliza los rayos de electrones como fuente de energía, mientras que su par alemana emplea lásers.