Empresas

GDF conoce fallas en L12 desde octubre 2013

Proyecto Metro encargó un estudio a consultores sobre el desgaste ondulatorio de la vía. El dictamen técnico señalaba la incompatibilidad tren-vía como la posible causa de esta falla, tanto Horcasitas como Óscar Díaz recibieron dicho documento. 
Redacción
13 marzo 2014 21:3 Última actualización 14 marzo 2014 5:0
Etiquetas
Según estudios realizados por el STC y Proyecto Metro, se encontró que existe un riesgo de descarrilamiento de los trenes que prestan el servicio de esa línea que fue inaugurada apenas hace un año. (Eladio Ortiz)

Según estudios realizados por el STC y Proyecto Metro, se encontró que existe un riesgo de descarrilamiento de los trenes que prestan el servicio de esa línea que fue inaugurada apenas hace un año. (Eladio Ortiz)

Pese a que tanto el director general de Proyecto Metro, Enrique Horcasitas, como Joel Ortega, director general del Sistema de Transporte Colectivo (STC) rechazaron tener conocimiento de las fallas e incompatibilidad entre las ruedas y los rieles de la Línea 12, ambos lo conocen desde octubre de 2013.

De acuerdo con el dictamen técnico realizado por ILF Consulting Engineers y TÜV SÜD RAIL GmbH, del cual EL FINANCIERO tiene copia, tanto Horcasitas, como Óscar Díaz, subdirector general de Mantenimiento del Sistema de Transporte Colectivo recibieron el documento y el propio Proyecto Metro solicitó el estudio.

El dictamen destaca al menos seis defectos en las vías de la Línea Dorada, construidas por el consorcio ICA-Alstom-CICSA, así como un desgaste excesivo de las ruedas de los trenes, fabricados por CAF.

Sin embargo, su principal conclusión es que dicho desgaste podría ser causado por la incompatibilidad entre trenes y vías, que EL FINANCIERO reveló esta semana.

El desgaste en el corazón de los aparatos de vía es causado por la falta de reperfilado de ruedas, sin embargo, se visualiza que dicho desgaste podría ser causado por una incompatibilidad entre la rueda y el riel en los aparatos de vía”, dice el dictamen.

La falta de reperfilado de las ruedas (para regresarlas a su condición original) ha incrementado el desgaste del riel en las zonas críticas, destacaron los autores.

Es necesario que el fabricante de los trenes realice dos estudios: un estudio de compatibilidad rueda-riel desgastados en aparatos de vía y otro estudio del origen del achatamiento de las ruedas”, señala el documento.

El sistema de vías cumple con las especificaciones hechas en el proyecto ejecutivo, asegura el dictamen. Pese a esto, la vía tiene un comportamiento rígido que incrementa el desgaste ondulatorio de la vía, provocado en parte por las características de los materiales.

Entre las causas del desgaste ondulatorio de las vías están un compactado deficiente del balasto (piedra que se usa en la plataforma ferroviaria), almohadillas que no atenúan la vibración, durmientes (tablones) con fisuras y un deficiente esmerilado de soldaduras.

El grupo de expertos realizó 10 recomendaciones urgentes para minimizar los problemas del desgaste ondulatorio en las vías; una de ellas es eliminar las fisuras de los rieles o cambiarlos y otra es instalar nuevas agujas en aparatos de vías.

“Debido a que el desgaste ondulatorio es un fenómeno que siempre estará presente, se recomienda la colocación en curvas de radio mayor a 300 metros lubricadores fijos de pestaña y aplicadores de adherente para la superficie de rodamiento, lo cual reducirá el desgaste en rieles y ruedas”, dice.

Los consultores también señalan que es necesario implementar un tramo de prueba para probar las soluciones recomendadas.