Empresas

Gaseros acusan al INVEA de la CDMX de clausuras sin transparencia

Los empresarios afirman que el Instituto de Verificación Administrativa de la capital clausuró tres gaseras sin explicar las razones, lo que ha provocado pérdida de ingresos y afectado empleos.
Sergio Meana
18 septiembre 2017 16:25 Última actualización 18 septiembre 2017 16:25
Etiquetas
gas lp

gas lp

El Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) de la Ciudad de México cerró tres gaseras sin explicar las razones, lo que ha implicado la pérdida de 40 días de ventas en el caso de una de ellas y la parálisis de la fuente de empleo de mil 500 personas entre las tres empresas contando empleos directos e indirectos, acusaron empresarios.

Felipe Zavala, representante legal de IusaGas, una de las afectadas, relató en conferencia de prensa que los sellos se dieron desde el pasado 4 de agosto, pero con una orden prefabricada.

“Nosotros tenemos 33 mil metros certificados con uso de suelo legal, el 9 de agosto un Tribunal Colegiado ordena al INVEA retirar los sellos, nos abren hasta el día 14 y el día 21 nos vuelven a cerrar.

“Todas sus actuaciones se basan en la falta de uso de suelo que nosotros tenemos perfectamente cumplido; la clausura es además una sanción excesiva amén de la falta de seguridad jurídica por las multas de 15 mil pesos cada ocasión”, dijo Zavala.

Por su parte Victor Figueroa, Presidente de la Asociación de Distribuidores de Gas del Interior (Adigas) dijo que su preocupación principal es entender las razones detrás de las clausuras pues no existe ninguna hasta el momento.

“Nuestro asunto número uno es saber cuál es la filosofía detrás de una autoridad que opta por una máxima sanción, pero que no nos está dando la razón, ni la transparencia.

“Aun teniendo los jueces para que se levante esa clausura la autoridad administrativa no lo obedece, no lo acata”, sentenció el líder empresarial.

Figueroa dijo que las ventas diarias de una gasera ronda las 20 toneladas diarias de gas por lo que 40 días sin operaciones está poniendo en riesgo el que la empresa con siete años de operaciones se mantenga abierta.

Ni la Secretaría de Energía (Sener) ni la Comisión Reguladora de Energía (CRE), autoridades federales que recientemente abrieron la industria a mayor competencia, han podido interceder por las empresas puesto que se trata de un tema de legislación local.