Empresas

Fusión de Iusacell
y Telefónica busca
hacerle frente a Amóvil

La determinación de Telefónica por fusionarse con Iusacell surgió en respuesta al plan de desinversión de América Móvil, señalaron expertos, pues la integración les daría una participación de 25% en servicios móviles, frente al 49% al que bajaría Telcel.
Ana Martínez
30 julio 2014 21:6 Última actualización 31 julio 2014 5:0
Iusacell (Arturo Monroy)

(Arturo Monroy)

La posible fusión entre Telefónica-Movistar y Iusacell busca contrarrestar las acciones que está tomando América Móvil (Amóvil), de Carlos Slim, en el mercado de las telecomunicaciones de México, de acuerdo con analistas.

Recientemente, América Móvil anuncio un plan de desinversión de activos mediante el cual pretende salir de la definición de preponderancia y evadir así las regulaciones asimétricas en su contra.

Para este fin, la firma deberá desprenderse de cerca de 22 millones de usuarios, principalmente de telefonía móvil, los cuales venderá, según sus directivos, a una sola empresa de talla internacional. Esto crearía el segundo mayor operador móvil de México, detrás de Telcel, y por arriba de Telefónica-Movistar.

Sin embargo, una integración entre Iusacell, cuya participación en el mercado de telefonía móvil es de 6 por ciento, y Movistar, con una cuota de 19 por ciento, permitiría a este grupo seguir siendo el segundo más grande operador móvil, con un total de 25 por ciento, arriba del 22 por ciento del nuevo jugador (posiblemente una firma como AT&T) y Telcel, que se quedaría con 49 por ciento.

“Este es un movimiento para no quedarse atrás en el mercado móvil mexicano, pues el nuevo entrante (al que América Móvil venda parte de sus activos) podría llegar a tener mayor participación que ellos”, comentó Homero Ruíz, analista de Signum Research.

La agencia Reuters publicó el miércoles que Telefónica reconoció ante instancias reguladoras en España, que existe un proceso de negociación (entre Telefónica y Iusacell) en México, aunque afirmó que aún no se ha alcanzado ningún acuerdo al respecto.

En opinión de Valeria Romo, analista de Monex, esta estrategia se vio acelerada por el plan de venta de activos que América Móvil anunció el 9 de julio para salir de la definición de preponderancia.

“Esto cambia las perspectivas de Televisa”, dijo, pues una vez que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) elimine las regulaciones asimétricas para América Móvil, las telefónicas de menor tamaño como Iusacell, Nextel, Maxcom, Unefon y Axtel no podrán beneficiarse de interconexión a precio cero, venta de servicios mayoristas y compartir su infraestructura.

Julio Zetina, analista de Vector, dijo que este movimiento beneficiaría al sector de telecomunicaciones en el mediano y largo plazo al traer inversiones al país y menores costos a los operadores que podrían reflejarse en mejores tarifas finales.

podrian_unir_fuerzas