Empresas

Fusión de Holcim
y Lafarge generaría
más competencia en México, prevé Monex

Un analista de Monex destacó que la fusión generaría un “titán corporativo”, con un volumen de ventas cercano a los 44 mil millones de dólares, lo que representa aproximadamente tres veces las ventas de Cemex.
Redacción
08 abril 2014 8:33 Última actualización 08 abril 2014 12:44
Industria cementera

Rolf Soiron, presidente del consejo de administración de Holcim, y Bruno Lafont, presidente y CEO de Lafarge, anunciaron ayer el acuerdo. (Reuters/Archivo)

La fusión que pretender realizar las cementeras Holcim y Lafarge podría incrementar la competencia en México, donde el número uno en producción lo tiene Cemex, estimó Fernando Bolaños, analista de Monex.

“Ya con la alianza que tiene Fortaleza con Lafarge, podría estar entrando Holcim de una manera más fuerte, a lo mejor incrementarían las inversiones que tienen tanto Antonio del Valle como Carlos Slim y se podría hacer un poco más fuerte la competencia en México”, dijo.

No obstante, la fusión generaría un “titán corporativo”, con un volumen de ventas cercano a los 44 mil millones de dólares, lo que representa aproximadamente tres veces las ventas de Cemex, comentó el analista a Carlos Mota.


“Consideramos que la fusión se está realizando en un momento en donde las ventas y los volúmenes de cemento y agregados podrían empezar a presentar crecimientos en medio de una recuperación económica a nivel mundial”, refirió.

Bolaños agregó que las empresas, por cuestiones de regulación de competencia, tendrán que vender los activos que generan entre el 10 y el 15 por ciento de su flujo operativo (EBITDA), plantas que podrían ser adquiridas por los competidores.

Sin embargo, Cemex no podría adquirir los activos que podrían ponerse en venta en Europa Central debido a que no genera el suficiente efectivo y su capex (capital para inversiones) está limitado por los acuerdos de financiamiento que han puesto los acreedores de la cementera.

COMPETENCIA CON CEMEX, EN EUROPA

El especialista comentó que Holcim y Lafarge tienen como mercado principal Asia, África y Medio Oriente, mientras que Cemex está enfocado en América Latina; no obstante, la competencia entre estas empresas podría verse en el mercado europeo.

Con esta fusión, las firmas tendrán mejor tecnología, incrementarán su presencia geográfica y podrán enfrentar mejor a la competencia, previó Bolaños.