Empresas

Funerarias ven ‘renacer desde las cenizas’ sus ventas, gracias al Vaticano

Frente a las declaraciones de la Congregación para la Doctrina de la Fe algunas funerarias mexicanas han tomado medidas, ante lo que perciben como un alza en la demanda de nichos.
Brenda Acosta
10 noviembre 2016 18:29 Última actualización 17 noviembre 2016 19:45
Cenizas funerarías

Aproximadamente medio millón de personas podrían tener las cenizas de sus familiares en casa. (Foto: Shutterstock)

Congregación para la Doctrina de la Fe
Fundada en 1542 por Pablo III, se encarga de difundir o restablecer puntos de la fe cristiana que considera en peligro.

En México en el 50 por ciento de las cremaciones los familiares optan por llevarse las cenizas a su casa, lo que podría cambiar con la reciente prohibición hecha por la Congregación para la Doctrina de la Fe y aprobada por el Vaticano, que restringe a los católicos de convertir las cenizas de los muertos en piezas de joyería, conservarlas en casa, dispersarlas en el mar o en sitios que no sean sagrados.

La prohibición abre un nuevo mercado para las funerarias mexicanas, pues cerca de medio millón de personas tienen las cenizas de sus familiares en casa y de ellos alrededor del 10 por ciento podría solicitar un nicho.

Gayosso analiza construir 6 mausoleos

Esto además del mercado ya existente de personas, pues anualmente fallecen 600 mil personas, de acuerdo con Carlos Lukac, director general de Gayosso.

En 2015 esta funeraria realizó 15 mil servicios tanto de cremación como de inhumación, y aproximadamente 7 mil 500 personas se llevaron las cenizas de sus familiares a casa.

Ante esta situación, Carlos Lukac, director general de Gayosso, comenta que la empresa tiene una estrategia para este nuevo mercado que incluye vender nichos de entre 20 mil a 36 mil pesos, de uso inmediato y perpetuo, en los que los precios podrían variar dependiendo de las necesidades de la familia.

La otra parte de la estrategia es observar cómo se mueve el mercado, para posteriormente comenzar la construcción de seis mausoleos con nichos en la Ciudad de México, donde ya se cuentan con concesiones y permisos por parte del gobierno.

En 2010 la Basílica de Guadalupe construyó e inauguró la Plaza Mariana, un centro que funciona como museo, mercado, auditorio y mausoleo subterráneo con 120 mil criptas, con un actual 95 por ciento de disponibilidad.

Cada cripta puede albergar de uno a seis urnas y tiene un costo de 25 mil 300 pesos que debe ser pagado al contado, aunque los encargados de llevar la administración de dicha plaza comentan que éste está sujeto a cambios y más aún después de las declaraciones de la Iglesia Católica.

El costo de mantenimiento por cada cripta, haya o no cenizas en ella, debe ser saldado anualmente por 730 pesos, así como deben ser pagados 730 pesos por derechos de apertura, es decir cada vez que se ingresen cenizas a la cripta.

En el panteón Jardines del Recuerdo el costo de un nicho para dos urnas tiene un costo de 14 mil 326 pesos, mientras que el de cuatro cuesta 31 mil 436 pesos y por último el nicho con capacidad para ocho urnas tiene un precio de 62 mil 872 pesos.

Todos los nichos deben estar saldados al menos un 25 por ciento para poder usarse, el pago de los nichos puede estar sujeto a mensualidades de entre 600 a 4 mil pesos y con un pago de alrededor de 140 pesos para el mantenimiento de la cripta. Por el momento el panteón cuenta con disponibilidad de nichos, por lo que no planea una nueva construcción de éstos.

 
 ¿Y la diamantización de cenizas?

 

Para la diamantización se utiliza únicamente el carbono proveniente de las cenizas, sin hacer manipulación del color de los diamantes obtenidos.

Algordanza, empresa dedicada a la ‘diamantización’ de personas, a través de sus cenizas y famosa por ser quien hizo un diamante a partir de los restos del arquitecto Luis Barragán, cobra por este servicio aproximadamente 69 mil pesos, el costo depende del tipo de corte y tamaño del diamante que se elija, además tienen facilidades de pago al ajustar mensualidades sin intereses.

Pero ante la prohibición de convertir cenizas humanas en piezas de joyería, Arturo Lozano, director de Algordanza en la región de América del Norte, comenta que es aventurado pensar en un pronóstico desfavorable, pues las personas pueden continuar usando sus servicios y aún así utilizar la opción de un nicho, porque para realizar este proceso se necesitan muy pocas cenizas.

A pesar de que parezca que Algordanza podría estar preocupada ante un panorama adverso debidas las declaraciones firmadas por el Vaticano, la empresa ha reportado un crecimiento anual del 27 por ciento y se siente segura de que los mexicanos van a continuar adquiriendo los servicios de diamantización, pues Arturo Lozano comenta que la demanda ha crecido inclusive en otras ciudades de México, donde aún no tienen presencia.

1
J García López , sin cambios

 

(Foto: Facebook)

Funerarias J García López realizó aproximadamente 5 mil 500 servicios de cremación en 2015, en el que el 50 por ciento conservó las cenizas en su casa y el resto la dejó en un nicho.

Los servicios funerarios cuestan desde 30 mil hasta 34 mil pesos, aunque estas funerarias no cuentan con el servicio de nichos dentro de sus instalaciones, las cenizas pueden ser depositadas en iglesias ubicadas en Coyoacán y Satélite por una suma de 6 mil a 12 mil pesos, dependiendo la capacidad del mismo; y el costo del mantenimiento anual de los nichos va de los 300 a los 400 pesos.

Manuel Ramírez, director comercial de Funerarias J García López, afirmó que la construcción de nichos tomando en cuenta las observaciones de la Iglesia Católica es un proyecto a mediano plazo que sí está considerado.

“Se puede dar un aumento leve mas no significativo, ya que las familias son quienes deciden el destino final de sus seres queridos. lo que sí es un hecho es que ya no hay muchos espacios disponibles en los Panteones Civiles”, mencionó Manuel Ramìrez.