Empresas

Franquicias: la llave de entrada de los ‘chilangos’ a Querétaro

Para evitar llegar a una ciudad nueva sin trabajo, los capitalinos prefieren adquirir un modelo probado. El Bajío es una de las cuatro principales zonas de desarrollo de franquicias en México.
Sirse Rosas / Adriana Rodríguez
27 marzo 2014 21:47 Última actualización 28 marzo 2014 5:0
Etiquetas
tintoeria max (Sirse Rosas)

Tintorerías Max es un ejemplo de una franquicia que los habitantes de la Ciudad de México adquieren y llevan consigo al mudarse a Querétaro.(Sirse Rosas)

Muchas de las personas que migran de la Ciudad de México a Querétaro lo hacen tras adquirir un modelo de franquicia, que se convierte en su ‘pasaporte’ para garantizar seguridad económica en un nuevo lugar de residencia.

De acuerdo con el vicepresidente de la Asociación Mexicana de Franquicias para Bajío, Ignacio Ruiz, esta región es una de las más importantes del país para el sector, tanto en generación de marcas, como en recepción de puntos de venta.

César Aranday, director de la consultora en franquicias Aranday & Asociados, aseguró que el Bajío no es sólo uno de los corredores empresariales más importantes, sino también se ubica como una de las cuatro principales zonas del país en el desarrollo de franquicias, por derrama, empresas y marcas.

El sector crece en promedio anual por arriba del 10 por ciento en Querétaro, instalándose al año más de 50 puntos de negocio bajo el modelo de franquicia, de los cuales, alrededor de 80 por ciento son marcas foráneas.

Es común que personas del Distrito Federal busquen llevar marcas que tienen éxito en su lugar de origen y que no existen en Querétaro.

Los sectores de negocios que llevan con más frecuencia son del sector servicios, siendo alimentos, bebidas y salud los de mayor crecimiento, destacó Aranday.

TINTORERÍAS MAX

Édgar Fuentes, franquiciante de Tintorerías Max, es uno de esos ‘chilangos’ que encontraron en una franquicia su ‘pasaporte’ para establecerse en territorio queretano.

“Mi esposa y yo queríamos salir de la Ciudad de México y vimos que Querétaro era una ciudad muy atractiva con cosas que nos gustaban, veíamos un ambiente bueno para los hijos, seguridad. Pero ¿cómo salir hacia un lugar como Querétaro cuando no tengo un trabajo allá? Sólo hay dos formas de venirse: ya sea con tu actual empresa o pones un negocio”, recordó.

Fuentes llegó a Querétaro en 2000 con una franquicia de escuela de idiomas, que se mantuvo en el mercado durante 12 años, antes de que cerrara sus puertas por mal manejo administrativo del corporativo en 2012.

Previo al cierre de ésta, decidió invertir en otro modelo de franquicia, y luego de analizar diversas marcas, optaron por Tintorerías Max.

“Ya con la experiencia de vivir en Querétaro, no fue tan fácil elegir la franquicia, había algunas muy exitosas y buenas, pero que requerían de mucha gente y aquí en Querétaro no iba a ser tan fácil. Encontramos una que nos gustó, una tintorería que está funcionando muy bien y uno de los éxitos es la ubicación, que garantiza 50 por ciento del éxito”, agregó.

Consideró que aunque migrar con un modelo de franquicia es una buena idea, también resulta complicado ya que es importante conocer el mercado antes de decidir invertir.

BOXERS

Cansada del estrés que genera vivir en el Distrito Federal, Delia Rivera tomó recientemente la decisión de mudarse a un lugar más tranquilo, y optó por Querétaro.

Rivera también tenía la idea de abrir un negocio en su nueva residencia, por lo que se dio a la tarea de investigar, y optó por una franquicia.

Con una franquicia, ya hubo alguien que se quebró la cabeza y que ya cometió errores. Es mucho más seguro iniciar un negocio a través de este modelo, que aventurarte a abrirlo solo”, explicó.

La emprendedora está invirtiendo de Boxers, un concepto de peluquería y barbería ambientado en los años cincuenta.

“Me llamaba la atención una estética. Pero también vi que estéticas hay muchas, por lo que buscaba un concepto diferente, y en la Feria Internacional de Franquicias fue que conocí Boxers.

“Cuando hablé con amigos y familiares que viven en Querétaro se mostraron muy entusiasmados de que hubiera un negocio de este tipo exclusivo para caballeros, porque les molesta tener que ir a estéticas para recibir estos servicios”, comentó.

Actualmente, Rivera está adecuando el local, ubicado en un centro comercial y espera abrir su negocio a finales del próximo mes.

Uno de los mayores retos que tuvo que enfrentar en este proceso fue encontrar la ubicación ideal para su negocio, debido a que hay alta demanda de locales.