Empresas

Ford ‘mete reversa’
a producción en el
primer tercio del año

El armado de vehículos de la marca cayó 19.1 por ciento entre enero y abril del 2014. La empresa atribuyó esta a una menor demanda de autos en el exterior y a un ajuste en la producción debido a que dejó de producir un par de modelos en México.
Axel Sánchez
19 mayo 2014 21:11 Última actualización 20 mayo 2014 11:21
Ford Fusion

Ford Fusion Hybrid 2012. Rendimiento en ciudad: 24.00 km/l. Gasto anual estimado de combustible: 8 mil 200 pesos. Emisión CO2: 135 g/km [Foto: Cortesía]

La producción de autos Ford en México se redujo 19.1 por ciento en el periodo enero-abril de 2014, afectada por una menor demanda de vehículos del exterior.

Datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) exponen que durante abril tuvo su baja más fuerte en este año, pues su manufactura cayó 38.7 por ciento.

La firma explicó a EL FINANCIERO que esto se debió a un ajuste en la producción, debido a que el año pasado fueron lanzados al mercado el Ford Fusion y el Lincoln MKZ, los cuales generaron pedidos extraordinarios en Estados Unidos.

“Estos son ajustes normales después de un lanzamiento, incluso ya no había capacidad para producir más autos, por lo que la tuvimos que mandar a Estados Unidos para poder cubrir la demanda”, expusieron fuentes de la armadora.

Las exportaciones de Ford en el primer cuatrimestre fueron de 138 mil 570 unidades, 1 por ciento menores a las registradas en igual periodo del año pasado, cuando fueron 139 mil 980 vehículos.

De estos, 122 mil 477 unidades fueron exportados a Estados Unidos y Canadá, 2.36 por ciento menos que los 125 mil 447 que alcanzaron en los primeros cuatro meses de un año previo.

A inicios del 2014, Ford decidió mover la línea de producción de camiones comerciales F-650 y F-750 que se hacían en México a Avon Lake, Ohio, en Estados Unidos.

La producción de estos modelos en Estados Unidos arrancará en el primer trimestre de 2015 y forma parte de la estrategia de la empresa de incrementar y optimizar el uso de las capacidades de producción de las plantas de Ford en el mundo.

La firma aseguró que la decisión no afectó en México, debido a que se hacían en una fábrica de un tercero.