Empresas

Food trucks atraen
a las grandes marcas;
crecerán 5 veces, estiman

OK Food Trucks se dedicada a elaborar unidades móviles para la venta de alimentos, formato de negocio que hasta hace poco era exclusivo de emprendedores, pero que ahora también es una apuesta de grandes marcas como Starbucks. Cada unidad cuesta unos 343 mil pesos en promedio.
Claudia Alcántara
22 febrero 2015 18:10 Última actualización 23 febrero 2015 4:55
Food Trucks  (Eladio Ortiz)

Se estima que en 6 meses tendrán 250 camiones, desde los 50 que poseen a la fecha. (Eladio Ortiz)

Hasta hace año y medio, la corriente de los food trucks, camiones adaptados para vender comida, había sido impulsada en México por pequeños emprendedores, sin embargo, las grandes marcas comienzan a apostar por este formato.

Entre las empresas que ya tienen food trucks en circulación en el país están Starbucks, de Alsea, con dos unidades; Knorr, de Unilever, con 20; además de Krispy Kream, Holanda, El Globo y Nestlé.

Luis Elvira, director general de Ok Food Trucks, empresa dedicada a fabricar camiones, estimó que en seis meses las marcas reconocidas tendrán en sus manos 250 camiones, con lo que crecerían en cinco veces su flota, desde las 50 unidades con que cuentan actualmente.


Crecimiento acelerado, trae negocios satélites


Hasta ahora, del total de camiones que circulan en la Zona Metropolitana del Valle de México, el 80 por ciento pertenece a emprendedores y el resto a grandes empresas, pero esta tendencia cambiará.

Un food truck básico cuesta en promedio 343 mil pesos: el vehículo nuevo de Nissan tiene un costo de 183 mil pesos y se invierten 160 mil pesos en la adaptación, estimó Elvira. Todos los vehículos que adquieren las marcas son nuevos y con el equipamiento pueden llegar a costar 550 mil pesos. A diferencia de los food trucks de emprendedores, la estrategia de las grandes marcas es usar los vehículos en eventos especiales y dentro de los corporativos.

“Son cinco del Globo y no los has visto porque no están en la calle. Krispy Kreme los usa para eventos especiales; en el festival del Globo en Querétaro, llevaron sus campers y vendieron 200 mil pesos en dos días. El Globo los tiene estacionados en Santa Fe, adentro de corporativos como Bimbo”, dijo Elvira.

De acuerdo con ejecutivos de El Globo, la empresa incorporó food trucks a sus operaciones como una alternativa en caso del cierre temporal de una sucursal por motivos de remodelación, y aún está en análisis para incorporarlos como parte de su estrategia de comercialización.

Roberto Terrazas, socio del fondo Nexxus, principal accionista de Taco Holding, propietario de Sbarro, Café Diletto y Krispy Kreme, indicó que han comenzado a operar algunos camiones, pero no lo consideran como un tema estratégico para la expansión de sus marcas.

En los días que han operado dentro de eventos especiales, sus ventas se dispararon, pero los camiones no tienen un mercado permanente y constante, por lo que no se espera tener un crecimiento explosivo mediante esta vía. “Lo tienes en el Estadio Azteca, el Auditorio Nacional, en el evento del Teletón, y ese día vas a vender una barbaridad”, comentó Terrazas.

En tanto, Isaac Levy, director de Quiznos México, comentó que en su caso están en el proceso de “vaciar” su concepto en un food trucks; el cual sería el primero a nivel mundial para la marca estadounidense. Dependiendo de los resultados que arroje, podrían crear otros más para su operación en el interior de México.

“Estamos conscientes de que es un movimiento al cual nos queremos unir para sacar un proyecto”, resaltó.

Cadenas de franquicias como Nutrisa, OK Pizza, Aussie Pet Mobile, Café Calesa y Tyre Protector, por mencionar algunas, han visto en los food trucks otra manera de expandirse.

El negocio de los food trucks entre el segmento de franquicias ha tomado tal fuerza, que se creó la Asociación Internacional de Franquicias Móviles.

Enrique Alcázar, vicepresidente de este organismo, indicó que ante la falta de establecimientos fijos, y el alto costo que estos significan, las unidades móviles representan una alternativa, pues consiguen ahorrarse entre 15 y 20 por ciento de la inversión inicial que supone abrir una sucursal.

Da clic en la imagen para agrandarla

blablablabla