Empresas

5 firmas ganadoras y cinco perdedoras de la Bolsa en 2016

El mercado bursátil mexicano registró un rendimiento de 6.6 por ciento anual durante el 2016, en comparación con 2015, sin embargo hubo emisoras que reportaron rendimientos superiores al 100%. Conoce quiénes ganador y quiénes perdieron en la Bolsa.
Erik Gallardo
01 enero 2017 20:32 Última actualización 02 enero 2017 7:32
Ganadoras y perdedoras de la Bolsa

Ganadoras y perdedoras de la Bolsa. (Foto Especial)

El menor crecimiento de China, el encarecimiento del dólar, el alza en tasas de la Reserva Federal (Fed), el Brexit y las elecciones a la presidencia de Estados Unidos, junto con el triunfo del republicano Donald Trump, generaron un entorno de fuerte volatilidad y aversión al riesgo durante el 2016 para el mercado de valores mexicano.
Sin embargo, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) acumuló un rendimiento de 6.6 por ciento en pesos, el más alto desde 2012.

“Fue un año de mucha volatilidad, marcado por las preocupaciones del crecimiento económico mundial, el precio del petróleo, la Fed, tipo de cambio y Donald Trump, pese a esto, fue un buen año para la BMV”, dijo Jorge Gordillo director de análisis de CIBanco.

“El mercado empezó con una corrección de casi 8 por ciento por temores de variables internacionales, principalmente China, posteriormente tuvo una recuperación que llevó al IPC hasta los 50 mil puntos en el intradía, nivel récord”, recordó Carlos Ponce, director de análisis de Ve por Más.

Aunque el principal indicador del mercado bursátil mexicano acumuló un avance de 6.6 por ciento en el 2016, hubo emisoras que se revaluaron más de 100 por ciento en el año.

Las cinco emisoras integrantes del IPC de la BMV que más rendimiento dieron en el 2016 fueron: Peñoles, con un 117.8 por ciento; seguido de Cemex, con 82.4 por ciento; Genomma Lab, con 55.4 por ciento; Grupo México, con 53.4 por ciento y Grupo Financiero Regio (Banregio), con 30.7 por ciento.

La incertidumbre en los mercados financieros provocó que el oro y la plata se convirtieran en activos de refugio para los inversionistas y por ende, que los precios de estos metales subieran 28 y 50 por ciento, respectivamente.

Lo anterior benefició a la minera Peñoles, ya que la plata y el oro contribuyen con alrededor de 65 por ciento en sus ingresos totales.
Lo mismo ocurrió con Grupo México, uno de los mayores extractores de cobre en el mundo, pues se vio favorecido del repunte de 17 por ciento en el precio del metal, tras varios años de encontrarse en niveles poco rentables para la compañía, señalan analistas de Citibanamex en un reporte.

Tras un 2015 difícil, Genomma Lab, dueña de marcas como Cicatricure y Tío Nacho, ha logrado expandir sus márgenes ante la mejora del consumo y la reestructura de su negocio en México. En el tercer cuarto del 2016 aumentó 51 por ciento sus ingresos en el país y 19 por ciento en Estados Unidos.

En el caso de Cemex, el mercado ha premiado sus logros encaminados a recuperar el grado de inversión.

Según analistas de Citibanamex, el éxito de la estrategia de “valor antes que volumen” de la cementera y el esfuerzo por desapalancarse han puesto a la empresa en la mira de inversionistas.
Por su parte, Banregio ha sido una las instituciones financieras que más se ha beneficiado del entorno de alza en las tasas de interés.
“Gracias a sus mejoras operativas y a un negocio más especializado la emisora tuvo un buen desempeño en el año” agregó Jorge Gordillo de CIBanco.

Algunas firmas de la BMV se vieron favorecidas por el alza en los precios de algunos commodities e ingresos en dólares, mientras que otras fueron perjudicadas por la depreciación del peso frente al dólar.


Con saldo negativo
En contraste con las empresas más ganadoras de la muestra del IPC de la BMV, las cinco que más perdieron valor en el año fueron: Elektra, con 30.5 por ciento; seguido de Liverpool, con 28.8 por ciento; Grupo Lala y Alfa con 24.6 por cierto y Nemak con 20.7 por ciento.

Dos de las empresas que más se han visto afectadas por la debilidad del peso frente al dólar durante 2016 han sido Elektra y Liverpool.
“Poco más del 20 por ciento de los costos de Liverpool están dolarizados, al comercializar productos importados obviamente el incremento en el precio del dólar implica un mayor costo de ventas para la empresa y eso estaría impactando los márgenes de la firma. Por otra parte, la compra de Suburbia y Ripley generó incertidumbre”, explicó Verónica Uribe, analista en Ve por Más.

En el caso de Elektra, el alto componente de sus pasivos en dólares y su poca correspondencia de los ingresos en la misma divisa generó preocupaciones entre los inversionistas, afectando el precio de su acción en el año, agregó Uribe.

El anuncio de la compra de Laguna Dairy en Estados Unidos afectó a Grupo Lala, ya que el mercado estadounidense de lácteos es muy competido y actualmente tiene una rentabilidad negativa.
A esto se sumó el temor de un menor consumo en México por una mayor inflación en 2017, señaló Marco Medina, analista de Vector Casa de Bolsa.

La pérdida de casi 2 mil millones de dólares en la inversión que tenía en Pacific Rubiales y las afectaciones ocasionadas por el dólar caro en los costos de su subsidiaria Sigma, inhibieron el apetito de los inversionistas por las acciones de Alfa durante el 2016.

En tanto que la firma de autopartes Nemak, también subsidiaria de Alfa, se vio afectada por los paros técnicos implementados por Ford en dos de sus plantas en México y por los temores de que pueda resultar afectada por los posibles cambios al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), consideró un analista que pidió no ser citado.