Empresas

Firman convenio sobre reciclaje de residuos electrónicos

La Canieti y el INECC de la Semarnat firmaron un convenio de colaboración para el intercambio de información que permita diseñar planes de manejo adecuado de residuos electrónicos, además de identificar medidas que permitan el uso de materiales de menor riesgo.
Notimex
03 junio 2015 17:57 Última actualización 03 junio 2015 17:57
Hilera de computadoras

Las estadísticas en la materia son pieza clave en la tarea de fomentar un reciclaje responsable: Canieti. (Bloomberg/Archivo)

La Canieti y el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) de la Semarnat firmaron un convenio de colaboración para el intercambio de información que permita diseñar planes de manejo adecuado de residuos electrónicos.

El acuerdo, firmado en el marco del foro sobre el Ciclo Productivo del Reciclaje de Residuos Electrónicos en México, contribuirá a generar estadísticas confiables que lleven al diseño de acciones concretas en línea con las metas del programa sectorial de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El director de Relaciones Gubernamentales de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), Javier Altamirano, enfatizó que las estadísticas en la materia son pieza clave en la tarea de fomentar un reciclaje responsable.

Además de establecer elementos de información científica y tecnológica, el convenio permitirá identificar medidas que permitan incluir nuevos materiales de menor riesgo y peligrosidad en los productos eléctricos y electrónicos.

Asimismo, contribuirá al análisis conjunto del ciclo de vida de los productos para identificar el posible impacto de los materiales en el proceso de diseño, producción y vida final de los aparatos electrónicos, con el fin de evitar daño al medio ambiente.

De acuerdo con datos del INECC, el año pasado se generaron alrededor de 358 mil toneladas de residuos electrónicos, de los cuales sólo 10 por ciento se recicla en el país, 40 por ciento está en los hogares y 50 por ciento se va tal cual a los basureros.