Empresas

Fiat Chrysler registra débiles resultados en EU y Sudamérica

En el último trimestre, el buen rendimiento de las marcas de lujo y de las operaciones en Asia y Europa no pudieron contrarrestar los pobres resultados que registró la automotriz en América. 
Reuters
30 julio 2014 9:51 Última actualización 30 julio 2014 9:51
  [La automotriz italiana comprará el 41.46 por ciento de Chrysler./Bloomberg]  

[La automotriz italiana comprará el 41.46 por ciento de Chrysler./Bloomberg]

Fiat Chrysler reportó una caída de su ganancia operativa del segundo trimestre, debido a que el mejor rendimiento de sus marcas de lujo y de sus operaciones en Asia y Europa no logró compensar los débiles resultados en América Latina y las decepcionantes cifras en Norteamérica.

El fabricante de automóviles italiano, que está completando una fusión con Chrysler para crear el séptimo mayor grupo automotriz del mundo, dijo que su ganancia antes de intereses e impuestos, incluyendo ítems especiales, fue de 961 millones de euros, equivalentes a mil 290 millones de dólares, en el período abril-junio, por debajo de los mil 70 millones de euros del año anterior.

En tanto, la ganancia neta de la automotriz se redujo a 197 millones de euros desde los 435 millones de euros, afectada por un aumento de la carga fiscal, ya que sus ganancias ahora están sujetas a impuestos diferidos en Estados Unidos.

Pese a estos resultados trimestrales, la compañía confirmó sus objetivos para todo el año.

Los analistas esperaban un pobre desempeño en América Latina debido al impacto derivado de la fortaleza del euro frente a otras monedas y el fin de los incentivos a las ventas de automóviles en Brasil; sin embargo, la caída del 23 por ciento en los ingresos fue más grande de lo que algunos estimaban.

Aún así, las ventas globales aumentaron a 23 mil 300 millones de euros desde los 22 mil 300 millones de euros del año anterior, impulsadas por alzas de dos dígitos en Asia y de las marcas de lujo de la compañía, entre ellas Ferrari y Maserati.

Los resultados de sus operaciones en Norteamérica, que pasaron a ser cada vez más importantes para Fiat después de que su negocio en Europa se vio afectado por una mala racha de seis años, decepcionaron, ya que su beneficio operativo cayó 18 por ciento a pesar del aumento del 7 por ciento en sus ingresos.

La deuda neta de la firma se situó en 9 mil 700 millones de euros a fines de junio, frente a los 9 mil 996 millones de fines de marzo.