Empresas

Fiat-Chrysler espera que nueva planta mejore la rentabilidad en Brasil

Brasil solía aportar a la automotriz un quinto de las utilidades, pero el año pasado un recorte de subsidios y efectos cambiarios afectaron sus ganancias en ese país, ahora FCA espera que una nueva fábrica mejore su rentabilidad para 2017.
Reuters
04 marzo 2014 14:10 Última actualización 04 marzo 2014 14:20
Etiquetas
  [Bloomberg] Fiat había pronosticado una pérdida neta de unos 700 mde para el 2012 en Europa.

[Bloomberg] Fiat había pronosticado una pérdida neta de unos 700 mde para el 2012 en Europa.

GINEBRA.- Fiat Chrysler Automobiles (FCA) espera que una nueva fábrica en Brasil mejore su rentabilidad en ese mercado para el 2017, luego de que un recorte de subsidios y efectos cambiarios afectaran sus ganancias en el país sudamericano el año pasado, dijo el presidente ejecutivo de la firma, Sergio Marchionne.

FCA, surgida luego de que Fiat tomó el control total de Chrysler en enero como parte de un acuerdo por 4 mil 350 millones de dólares que creó al séptimo grupo automotor más grande del mundo, redujo su pronóstico de ganancias para el 2014 tras una caída del 80 por ciento en su beneficio estructural en América Latina en el último trimestre del 2013.

Brasil solía aportar alrededor de un quinto de las utilidades de Fiat y ayudaba a compensar pérdidas en Europa, pero un término de los incentivos a las ventas de automóviles, mayores costos de insumos y efectos cambiarios pesaron sobre la rentabilidad en la región.

"Estoy absolutamente convencido que para el 2017, que será el primer año de producción completa en la planta Pernambuco, retornaremos a márgenes de dos dígitos en Brasil", dijo Marchionne a periodistas en un evento automotor en Ginebra, sin aclarar si se refería a los márgenes de ganancias o ventas.

La fábrica de Pernambuco, que abrirá el año que viene, producirá modelos que encajan mejor con la demanda del mercado, ha dicho Marchionne, entre ellos el Jeep Renegade que FCA presentó en el evento y cuya producción ya comenzó en una planta en Italia.

El ejecutivo, en tanto, se mostró optimista sobre la recuperación del mercado en Europa, pero aclaró que no piensa que los problemas subyacentes de exceso de suministro estén solucionados y que se necesitan recortes de producción para que la recuperación tome impulso.

"Los temas de suministro continúan siendo un gran problema en Europa y solo los resolvimos parcialmente", sostuvo.

Marchionne espera que una nueva estrategia enfocada en exportaciones de autos de marcas de alta gama como Maserati y Alfa Romeo ayude a compensar la debilidad de la demanda en sus mercados tradicionales, sobre todo en Italia.

FCA presentará en mayo un nuevo plan industrial que esboza nuevos modelos e inversiones.