Empresas

Ferroviarias analizan amparo contra reforma

Kansas City y Ferromex-Ferrosur coincidieron que la propuesta enviada a la Cámara de Senadores es una reforma innecesaria, pondría en riesgo las inversiones futuras y podría provocar que la capacidad de la red ferroviaria no se incremente.
Piar Juárez / Enviada
06 febrero 2014 20:26 Última actualización 07 febrero 2014 7:25
Ferromex (Bloomberg)

(Bloomberg)

GUADALAJARA.- En caso de que la reforma a la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario aprobada por la Cámara de Diputados sea autorizada por el Senado, la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF) adelantó que revisan las medidas para ampararse, incluso ante un panel internacional.

Las dos principales ferroviarias en el país, Kansas City Southern de México (KCSM), con una participación de mercado de 31.8 por ciento en 2012 y Ferromex-Ferrosur con 66 por ciento, coincidieron que la propuesta enviada a la Cámara de Senadores es una reforma innecesaria, que envía señales peligrosas de cambio de reglas, lo que pondría en riesgo no sólo inversiones futuras en el ferrocarril, también que la capacidad de la red ferroviaria no se incremente.

El presidente del organismo y también presidente de KCSM, José Zozaya, señaló que es peligroso enviar señales del cambio de reglas, porque se afecta directamente la imagen de México para atraer inversión, incluso a otros sectores.

“Estamos analizando la respuesta que daremos a la reforma, hay la posibilidad de acudir a un panel en el marco del TLCAN, pero hemos privilegiado la negociación, estamos en la Cámara de Senadores para tratar el tema", comentó Zozaya en entrevista telefónica.

Antes de considerar un amparo, los directivos coincidieron en que tratarán de reunirse y buscar un acercamiento con el legislativo para revisar las nuevas condiciones que prevén para la operación ferroviaria.

Sobre las consecuencias de la reforma en la operación, el presidente de la AMF advirtió que al abrir los derechos de paso de una forma indiscriminada se va a ocasionar caos en la operación ferroviaria y el número de accidentes, pues se cuenta con una sola vía y no se aumentará la capacidad de la operación.

Por otra parte, Rogelio Vélez, director general de Ferromex, expuso que tras la aprobación de los cambios en la Cámara de Diputados, su socio comercial, el ferrocarril Union Pacific, envío una misiva al presidente de la República, Enrique Peña, mostrando la preocupación por el cambio en las reglas sobre las actuales concesiones ferroviarias y señalando que reconsiderará la estrategia de inversión.

La iniciativa busca terminar con la exclusividad del servicio ferroviario y por lo tanto las concesionarias tendrán resistencia a estos cambios. De acuerdo con la propuesta se busca que las tarifas del servicio sean reguladas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y no por los concesionarios.

"Es un golpe para los concesionarios porque primero pusieron dinero para ganar la concesión, si han invertido en vía, locomotoras, sistemas, comunicaciones, carros de ferrocarril, por ejemplo, lo que se recibió de Ferrocarriles Nacionales de México era flota no adecuada", consideró el director general de People and Trains, Jaime Paredes.

La Comisión de Transporte argumentó que a la fecha no se ha invertido en hacer crecer los kilómetros de líneas férreas concesionadas hace 17 años, sin embargo, Paredes destacó que los ferrocarriles han invertido para renovar cerca del 70 por ciento de las vías, ya que cuando recibieron la concesión se tenían capacidades de carga de 80, 90 y hasta 110 toneladas y actualmente es posible cargar 130 toneladas.