Empresas

Empresas ferroviarias negociarán cambios a reforma con el Senado

Los empresarios están privilegiando el diálogo, antes que las medidas legales, para lograr que los senadores incluyan sus posturas en la reforma ya aprobada por los diputados.
Juan Antonio Lara y Sonia Coronado
11 febrero 2014 14:45 Última actualización 11 febrero 2014 14:51
Etiquetas
tren (Bloomberg)

[El descarrilamiento del tren llamado "la bestia" ocurrió en Huimanguillo, Tabasco. / Cuartoscuro]

MONTERREY, NL.- Las empresas ferroviarias del país confían en que la Cámara de Senadores tomará en cuenta sus opiniones en torno a los cambios a la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario.

En entrevista con EL FINANCIERO, José Zozaya, presidente de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), dijo que no están en contra de una reforma que haga más eficiente y competitivo al sistema ferroviario y al país en general.

“No se ha mencionado que hemos invertido más de 7 mil 500 millones de dólares en las empresas ferroviarias para eficientar el sistema ferroviario en México, que es parte integrante del sistema ferroviario de Norteamérica”, señaló.


El también presidente de la compañía Kansas City Southern de México (KCSM) señaló que la reforma propuesta aprobada por la Cámara de Diputados va a provocar un caos en la operación ferroviaria.

“Esta reforma no incrementa la competencia y no es la forma de buscar tarifas más bajas, porque ahora se nos carga a los concesionarios todo el mantenimiento y señalización de cruces a nivel en todo el país, que son miles, y esto tiene que ir a dar a las tarifas”.

El empresario agregó que esto afectaría a los usuarios del sistema ferroviario del país, que son las empresas mexicanas, porque elevaría las tarifas del servicio de ferrocarril.

“Creemos que hay que trabajar juntos y esto es lo que buscamos con los diputados y senadores, por una reforma adecuada, que respete el estado de derecho, porque además se violan las concesiones otorgadas por el Gobierno federal a los concesionarios cuando todavía están vigentes. Nos quedan 14 años de exclusividad y 34 años de concesión”, indicó.

Zozaya dijo que antes de pensar en los recursos legales contra esta reforma, están privilegiando las negociaciones con los legisladores, especialmente con los senadores, en quienes han encontrado apoyo a sus propuestas.

Cuestionado sobre el argumento de que los empresarios del sector no han construido nuevas rutas, Zozaya respondió que por ley no pueden construir ni un centímetro de vías.

“Lo que no mencionan es los cientos de kilómetros de rieles que hemos cambiado y los miles de durmientes que hemos cambiado, los equipos nuevos y el reforzamiento de la infraestructura ferroviaria”.

Entrevistado por separado, Álvaro Fernández Garza, presidente de Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León (Caintra), señaló que si bien la intención de los diputados de crear tarifas más competitivas y aumentar el número de participantes es buena, las modificaciones se están realizando sin el consenso de la industria privada.

“La sorpresa fue que la Cámara de Diputados está tratando de sacar una ley para cambiar muchas de las prácticas que hay ahí, la inquietud es que no estamos involucrados para nada, fue algo extraño”, indicó el dirigente de los industriales regiomontanos.

La Caintra agrupa a más de 3 mil empresas neolonesas, que van desde pequeñas hasta grandes compañías, de las cuales más del 70 por ciento utilizan el ferrocarril para transportar sus mercancías.