Empresas

Femsa, Coca Cola y MWA llevarán agua a localidades sin líquido

12 febrero 2014 4:35 Última actualización 30 mayo 2013 11:55

[Cuartoscuro]  En México se busca beneficiar a más de 80,000 personas.


 
 
Notimex
 
Con el objetivo de llevar agua potable a localidades en situaciones vulnerables, Fundación Femsa, Millennium Water Alliance (MWA) y Coca Cola América Latina emprenderán la iniciativa Lazos de Agua, con la cual pretenden beneficiar a más de 110,000 personas en 5 países.

El director ejecutivo de MWA, Rafael Callejas, comentó que este proyecto requerirá una inversión conjunta de 12.3 millones de dólares, los cuales 50% será destinado a comunidades en México y otro tanto será distribuido entre Colombia, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Detalló que en México se busca beneficiar a más de 80,000 personas en localidades sin acceso al vital líquido, lo cual les ayudará a mejorar su calidad de vida, saneamiento e higiene a la población.

A su vez, el director de Fundación Femsa, Vidal Garza Cantú, señaló que el papel que jugará Millennium en el proyecto será el de implementador y enlace con las poblaciones y las autoridades, en tanto que Femsa y Coca Cola América Latina aportarán recursos y su experiencia en el tema.

Dijo que las comunidades beneficiadas por Lazos de Agua son rurales, algunas en las regiones remotas y con altos niveles de pobreza, por lo que el acceso sostenible al agua segura, saneamiento e higiene ayudará a mejorar la calidad de vida y las oportunidades de desarrollo de las familias.

Por su parte, el director de asuntos corporativos de Femsa, Genaro Borrego, aseguró que lo más valioso de la iniciativa es que podrán acceder a las comunidades más remotas y marginadas de cinco países de América Latina y beneficiar a más de 110,000 personas.

De acuerdo con los promotores, su objetivo es incrementar el acceso al líquido, a través de cosechas de agua de lluvia, pozos y sistemas de distribución.

Además, agregó, se promoverá el saneamiento por medio de baños y letrinas, gracias a lo cual se detendrá el ciclo de degradación ambiental y se reducirá la incidencia de enfermedades relacionadas con la falta de agua segura, así como para fomentar el uso de filtros y sistemas de cloración.