Empresas

FCA invertirá 166 mdd en planta de estampados en Michigan

Se trata de la segunda inversión de Fiat Chrysler Automobiles en una planta de estampados en lo que va del año, la cual permitirá a la empresa mantener calidad y velocidad en sus operaciones de manufactura.
Notime
10 julio 2015 11:0 Última actualización 10 julio 2015 11:0
  [Bloomberg] Chrysler dijo que su beneficio fue de 1,670 mdd por encima de los 183 millones del 2011.

[Bloomberg] Chrysler dijo que su beneficio fue de 1,670 mdd por encima de los 183 millones del 2011.

El grupo automotriz Fiat Chrysler Automobiles (FCA) Norteamérica confirmó una inversión de 166 millones de dólares en la adquisición de maquinaria para la planta de Sterling Heights, Michigan, a fin de satisfacer la creciente demanda de producto.

La inversión se realiza en tres prensas nuevas, con lo que la armadora espera que las nuevas líneas que ya están en construcción inicien operaciones en el cuarto trimestre de 2015, con el propósito de satisfacer los pedidos hacia el primer semestre de 2016.

En un comunicado, FCA informó que la inversión llega durante la celebración de los 50 años de producir elementos para algunos de los vehículos más populares como el Jeep Grand Cherokee y los camiones Ram.

“Como respuesta a la creciente demanda de nuestros productos, era crucial hacer una inversión donde inicia el proceso de producción,” dijo Brian Harlow, vicepresidente de manufactura de FCA Norteamérica.

Agregó que esta “es la segunda inversión de la Compañía en una planta de estampados en lo que va del año y permitirá a la planta de Sterling Heights mantener la calidad y velocidad necesaria para continuar apoyando nuestras operaciones de manufactura.”

Sterling está reconocida como la planta de estampados más grande en el mundo y es una de las seis facilidades de FCA en Norteamérica que estampa y sub ensambla diferentes partes, las cuales son embarcadas a diferentes instalaciones de la Compañía en México, Canadá y Estados Unidos.

En junio de 2014, FCA confirmó la inversión de 63 millones de dólares en la Planta de Estampados Warren, en Michigan, a fin de aumentar la capacidad.