Empresas

Familias Angelli y Ferrari pactan para reafirmar control después de la OPI

El pacto permitirá que las dos empresas tengan el 48.7 por ciento de la Ferrari N.V., lo que limitará la llegada de otro inversionista que busque el control de la empresa valuada en 12 mil mdd. 
Bloomberg
22 octubre 2015 16:58 Última actualización 22 octubre 2015 21:17
Ferrari

Ferrari (AP)

Ahora que Ferrari NV es una empresa abierta al público, dos dinastías automovilísticas italianas planean hacer un pacto para asegurarse de que la empresa siga así.

Piero Ferrari, el hijo del fundador Enzo Ferrari, y la familia Agnelli —heredera del fundador de Fiat— firmarán un acuerdo que reafirma su control sobre el fabricante de súper autos. Bajo los términos de la oferta pública inicial, las dos familias pueden aprovechar normas que les otorgan casi la mitad de los derechos a voto de Ferrari, lo que vuelve casi imposible una adquisición potencial por parte de otros inversionistas.

“Tenemos un acuerdo entre las familias para proteger nuestros intereses en Ferrari”, dijo Piero Ferrari después de la Oferta Pública Inicial (OPI) de la empresa el miércoles. “Tenemos un entendimiento muy fuerte”.

Ferrari, de 70 años, que es vicepresidente de la empresa, dijo que no tiene planes para vender su tenencia de 10 por ciento. John Elkann, presidente de Fiat Chrysler Automobiles NV y jefe de la familia Agnelli, dijo que espera seguir siendo el mayor accionista de Ferrari.

Exor SpA, la sociedad de inversión de los Agnelli, poseerá aproximadamente el 23 por ciento de Ferrari cuando Fiat Chrysler separe su participación, probablemente en enero.

Según el llamado plan de acciones de fidelidad de Ferrari, los accionistas que prometan retener su participación durante por lo menos tres años, reciben acciones especiales que aumentan su derecho a voto.

Esto les daría control a las dos familias sobre el 48.7 por ciento de la empresa, lo que les permitiría rechazar a posibles postores. El año pasado, Fiat Chrysler adoptó un esquema similar.

“Definitivamente esperamos el gran viaje que tenemos por delante”, dijo Elkann, de 39 años, en el salón de la Bolsa de Nueva York tras una ceremonia para conmemorar el debut de Ferrari.

Piero heredó su participación de Enzo, un corredor de Alfa Romeo que fundó el equipo Scuderia Ferrari en 1929. Enzo produjo su primer vehículo de carreras en 1947 y un modelo deportivo al año siguiente. En 1950, Ferrari comenzó a correr en la Fórmula Uno y desde entonces acumuló 225 victorias en Grandes Premios y 16 campeonatos mundiales, que lo convierten en el equipo más exitoso del deporte.

Ferrari, que opera en el NYSE bajo el nombre RACE, subió seis por ciento en su primer día de operaciones y este jueves ganó otro 3.18 por ciento, para llegar a los 56.75 dólares por acción.

Luego de haberse fijado la OPI en 52 dólares la acción, que fijó el valor de mercado del fabricante de vehículos en cerca de los 12 mil millones de dólares millones incluyendo deudas, convirtió a Piero Ferrari en multimillonario con una fortuna de mil 400 millones de dólares—principalmente por su participación en la empresa—, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg.

Si bien es un miembro nuevo entre las filas de los multimillonarios, su participación en la compañía “siempre estuvo ahí”, dijo Ferrari. “Nunca planeé venderla y no tengo ninguna intención de hacerlo ahora”.