Empresas

Falta de infraestructura portuaria frenaría a automotrices en México

Ante las grandes expectativas de producción de autos que hay en México, algunas compañías automotrices están preocupadas sobre la posible falta de capacidad portuaria para poder exportar lo suficiente. 
Bloomberg
26 mayo 2015 14:50 Última actualización 26 mayo 2015 14:50
armadora

[Bloomberg] La competencia global entre las automotrices se está volviendo más severa.

Desde Nissan hasta Mazda, las empresas automotrices producen cantidades récord de vehículos en México, destinados a consumidores del exterior. A algunos ejecutivos, sin embargo, les preocupa que la producción fabril se desacelere en los próximos años en tanto las exportaciones se vean afectadas por la congestión de los puertos del país.

El gobierno se ha puesto como meta que se destinen 70 mil millones de pesos, alrededor de 4 mil 600 millones de dólares, para infraestructura portuaria hasta 2018, lo que comprende cuatro nuevas terminales en Veracruz.

Algunas compañías automotrices se muestran escépticas en relación con que el objetivo vaya a cumplirse o que sea suficiente para abarcar los más de 5 millones de vehículos que México estima producir al año para 2020, un incremento de 56 por ciento respecto de la producción de 2014 del país.

En los últimos dos años y medio, compañías fabricantes de automóviles como Toyota y Daimler han invertido o prometido invertir 22 mil 600 millones de dólares en plantas de vehículos y autopartes, según el gobierno. Ese éxito, que convirtió al sector en la mayor fuente de moneda extranjera del país, podría verse en peligro si el gobierno no acelera los planes de mejora de infraestructura.

“Hasta ahora, México ha logrado atraer más inversión”, dijo Carlos Serrano, economista jefe de BBVA Bancomer. “Pero llegará un punto en que, si la infraestructura no mejora, el persistente avance de México se verá en riesgo”.

CUELLOS DE BOTELLA PORTUARIOS

En el caso de Nissan, los cuellos de botella portuarios podrían retrasar la cuarta parte de los envíos marítimos planeados a los Estados Unidos, Europa y Medio Oriente dentro de cinco años, dijo Horacio Saldívar, el jefe de compras local de la compañía. En 2014, México se convirtió en el mayor exportador de vehículos Nissan, según el sitio de internet de la empresa.

“Podríamos tener limitaciones de capacidad luego de 2020” en el puerto de Veracruz, en el Golfo, y en el puerto Lázaro Cárdenas del Pacífico, dijo Saldívar en entrevista telefónica. Eso podría pasar incluso luego de completarse los existentes planes de expansión. “Tenemos que trabajar con los gobiernos sobre la forma de expansión”.

El presidente Enrique Peña Nieto ha hecho de la inversión en infraestructura una prioridad. 

Su gobierno impulsa un aumento de la capacidad operativa de los puertos de 50 por ciento hasta 2018 y no prevé cuellos de botella en los puertos a medida que las nuevas plantas empiecen a producir, dijo en entrevista telefónica Guillermo Ruiz de Teresa, el coordinador de puertos del Ministerio de Transporte y Comunicaciones.

“Estamos a tiempo” de cubrir las necesidades de capacidad de la creciente industria automotriz, dijo Ruiz a la prensa el 13 de mayo. “He hablado con prácticamente la totalidad de las compañías productoras de autos y les he garantizado que tendrán espacio portuario para crecer”.