Empresas

EU busca impedir otra vez entrada de tráileres mexicanos en TLCAN 2.0

Según fuentes consultadas por Bloomberg, el gobierno de Donald Trump quiere eliminar el capítulo que hace referencia al transporte de carga y servicios transnacionales del pacto comercial, lo que pondría en aprietos a ese sector.
Greg Quinn, Josh Wingrove y Eric Martin | Bloomberg
09 noviembre 2017 12:21 Última actualización 09 noviembre 2017 12:55
Tráiler (Bloomberg)

Tráiler (Bloomberg)

Estados Unidos propuso otro cambio difícil al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que podría terminar por impedir que los camiones de carga y tráileres operen en el país, según informaron este jueves personas familiarizadas con las deliberaciones.

Los negociadores estadounidenses pidieron que se elimine el sector de camiones de larga distancia de México de un capítulo del TLCAN sobre servicios transnacionales, según un funcionario familiarizado con la propuesta y que no está autorizado a hacer declaraciones.

Eso podría allanar el camino a la imposición de restricciones a los camiones, dado que, al perder las ventajas y protecciones comerciales del TLCAN, a México se le haría más difícil desafiar toda futura exigencia de Estados Unidos relacionada con ese tipo de vehículos, tales como nuevos controles de seguridad.

Un funcionario gubernamental familiarizado con el texto dijo que la propuesta de Estados Unidos autorizaría restricciones y limitaciones al transporte en camiones mexicanos si se cumplieran ciertas condiciones, en tanto otro funcionario lo describió como una amplia exclusión del sector que surgió en la última ronda de conversaciones del acuerdo.

Ninguno de los dos está autorizado a hacer declaraciones.

La oficina del Representante Comercial de Estados Unidos no contestó una solicitud de declaraciones y no ha hecho públicas sus propuestas.

Reuters también informó el mes pasado que Estados Unidos buscaba imponer nuevas restricciones a los camiones de este tipo y citó a una persona familiarizada con las conversaciones.

Luego de la entrada en vigor del TLCAN en 1994, Estados Unidos se resistió a dar a los camioneros mexicanos el derecho a operar en todo el país.

Tenían que limitarse a transportar la carga un corto tramo en territorio estadounidense para luego transferirla a equipos locales para su entrega final.

Un panel de resolución de disputas respaldó a México en 2001, pero Estados Unidos no acató la resolución durante años. En represalia, el Gobierno mexicano impuso aranceles. No fue hasta 2015 que la administración estadounidense dio a camiones mexicanos con licencia el derecho a transportar carga por todo el país.

Exigencias contenciosas


La propuesta estadounidense de excluir a los camiones mexicanos se suma a una lista de exigencias contenciosas que el equipo del presidente Donald Trump ha indicado que deben cumplirse para mantener el pacto de 1994.

Estados Unidos también ha pedido que se elimine un mecanismo de resolución de disputas que es esencial para Canadá, el tercer integrante del TLCAN, y que se refuercen las reglas de contenido local para los autos.

Los negociadores ya han dicho que extenderán las conversaciones hasta el primer trimestre de 2018, más que lo previsto en un primer momento, y el tema podría colarse así en las elecciones presidenciales de México y los comicios legislativos en Estados Unidos.

La próxima ronda de renegociación se realizará la próxima semana en la Ciudad de México.

El Gobierno mexicano se opone a la nueva propuesta sobre camiones, que considera un cercenamiento de los derechos obtenidos en la anterior resolución de la disputa sobre transporte transnacional, según una persona familiarizada con la posición.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, ha dicho que el México está contra todo lo que debilite el actual acceso al mercado en el marco del TLCAN.