Empresas

EU 'golpea' a productores mexicanos de aguacate

10 febrero 2014 4:7 Última actualización 11 septiembre 2013 18:47

[La USDA modificará sus normas para que los cultivadores de aguacate Sharwil / Bloomberg] 


 
AP
 
 
HONOLULU.- Malas noticias para los exportadores mexicanos de aguacate: próximamente, los estadounidenses amantes del guacamole tendrán más opciones para adquirir el fruto de producción nacional, ya que Hawai se suma a California y Florida en su distribución.
 
 
El Departamento de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés) ha emprendido cambios a sus normas para que los cultivadores de aguacate Sharwil en el archipiélago puedan enviarlo a 32 estados del territorio continental entre noviembre y marzo.
 
 
De acuerdo con la nueva norma del USDA que aparecerá en el Registro Federal el jueves, estos envíos permitirán adquirir aguacates de producción hawaiana durante los meses de invierno, cuando la mayoría de las verdulerías los traían de México.
 
 
Los agricultores de la Isla Grande y Maui producen aproximadamente 453.5 toneladas del fruto por año, pero hasta ahora sólo podían venderlo dentro del estado, dijo Tom Benton, presidente de la Asociación Hawaiana del Aguacate.
 
 
Los productores venden 453.5 toneladas de aguacate —valoradas en unos 700 mil dólares— a tiendas y restaurantes, dijo Benton, que administra una hacienda en la que se cultiva este fruto y café en la Isla Grande. En esa hacienda se producen 11.3 toneladas de aguacate al año.
 
 
"(El producto) tiene el potencial de convertirse en un componente muy importante de la agricultura de Hawai", expresó Benton. "Creo que fácilmente podríamos estar a la par con el café, la nuez de macadamia o cualquier otro producto de la agricultura hawaiana".
 
 
Los aguacates Sharwil son diferentes a la variedad Haas popular en muchas tiendas de comestibles. Los Sharwil son más grandes, a menudo más redondos, y siguen duros al tacto aunque estén maduros. Los aficionados a este producto en Hawai afirman que tienen un sabor superior a los Haas.
 
 
"Nos preocupa más el suministro que tener la demanda", dijo Benton.
 
 
La senadora federal Mazie Hirono elogió el miércoles los cambios a la normativa y afirmó que los legisladores federales de Hawai los exigían desde 1992.
 
 
Hirono y otros miembros estatales del Congreso enviaron en abril una carta al secretario de Agricultura, Tom Vilsack, en la que le solicitaban un cambio a las normas de cuarentena debido a las cuales quedaron suspendidos los envíos de aguacates Sharwil al territorio continental en 1992 después de que se encontraran larvas de mosca en una empacadora en Hawai.
 
 
Las normas obligaban a fumigar y a dar tratamientos con frío que arruinan la calidad de la fruta.
 
 
Desde entonces, los científicos se dieron al estudio de los protocolos de embarque y determinaron que los aguacates son malos portadores de las moscas de la fruta, dijeron los legisladores en su carta.
 
 
"Con este enfoque, los riesgos de una introducción accidental de la mosca de la fruta oriental al territorio continental de Estados Unidos son prácticamente inexistentes", se afirmó en la carta.
 
 
Benton dijo creer que tomará unos 10 años para que el sector del aguacate en Hawai alcance su pleno potencial en el mercado estadounidense. Le llevará algunos años para consolidar su posición y a la larga alcanzar otras entidades de Estados Unidos como lo hicieron los aguacates mexicanos.
 
 
Los aguacates de Hawai no podrán ser vendidos en California ni Florida, los mayores productores de esta fruta en Estados Unidos.
 
 
En este cambio, el USDA anticipó que Hawai proveerá el año entrante una pequeña fracción de la oferta de aguacates en el país, menos de 1% del total.