Empresas

EU estudia acusaciones contra automotrices alemanas, según fuentes

La semana pasada Der Spiegel informó que Volkswagen, Audi, Porsche, BMW y Daimler se pusieron de acuerdo en secreto sobre emisiones contaminantes y ante ello el Departamento de Justicia de EU analiza acusaciones contra las firmas alemanas. 
Sara Forden | Tom Schoenberg | Bloomberg
25 julio 2017 8:7 Última actualización 25 julio 2017 8:23
VW

VW (Bloomberg)

Responsables del Departamento de Justicia de Estados Unidos están analizando acusaciones contra los fabricantes de automóviles alemanes, las cuales mantienen que las empresas conspiraron en asuntos como tecnología, estrategia y componentes para ganar ventaja frente a competidores, según una persona familiarizada con el asunto, aunque no hay indicios de que el departamento haya iniciado una investigación formal.

La Comisión Europea y la oficina alemana de cárteles dijeron el sábado que han recibido información sobre una posible colusión y que están estudiando el asunto.

Ese reconocimiento se produjo después de que la revista alemana Der Spiegel informase la semana pasada que los principales fabricantes de automóviles alemanes -Daimler, BMW y Volkswagen (VW), así como las marcas Audi y Porsche de VW- podrían haber actuado en connivencia durante décadas.

Según el informe de Spiegel, las cinco marcas de automóviles alemanas se han reunido desde los años 90 para coordinar actividades relacionadas con tecnología, costes, proveedores y estrategia, así como respecto al control de emisiones de los motores diésel.

Las discusiones involucraron a más de 200 empleados en 60 grupos de trabajo en áreas como el desarrollo de vehículos, gasolina y motores diésel, frenos y transmisiones.

Las conversaciones pudieron haber abordado también el tamaño de los tanques para el líquido AdBlue en automóviles diésel, un aspecto central en el caso del fraude de emisiones en el que VW se declaró culpable a principios de este año, según informó la revista.

El artículo de Spiegel decía que un objetivo de la colusión era obstaculizar la competencia, con el acuerdo de los fabricantes de automóviles en costes de componentes y detalles técnicos tales como techos descapotables.

BMW negó el domingo haber conspirado con otros fabricantes de automóviles en relación con las acusaciones de fraude en emisiones diésel.

Kenn Sparks, portavoz de BMW, rehusó hacer comentarios sobre la revisión del Departamento de Justicia. VW tampoco quiso hacer declaraciones. La compañía dijo anteriormente que el artículo de Spiegel contenía "rumores y conjeturas".

Han Tjan, portavoz de Daimler, dijo que la compañía no comenta sobre rumores. Mark Abueg, portavoz del Departamento de Justicia, no quiso hacer comentarios.

Una investigación sobre colusión se sumaría a la lista de problemas para los fabricantes de automóviles tras las investigaciones sobre el uso de software en vehículos diésel para pasar las pruebas de emisiones de Estados Unidos. 

Volkswagen se declaró culpable en marzo en esa investigación, la cual le costó al fabricante de automóviles más de 24 mil millones de dólares en multas del Gobierno y compensación a propietarios.

Daimler continúa bajo investigación, según personas familiarizadas con el asunto.

: