EU no flexibilizó reglas de origen en TLCAN 2.0, las endureció: AMIA
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

EU no flexibilizó reglas de origen en TLCAN 2.0, las endureció: AMIA

COMPARTIR

···

EU no flexibilizó reglas de origen en TLCAN 2.0, las endureció: AMIA

El director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz consideró que la administración de Trump no flexibilizó sus propuestas para la modernización del pacto comercial.

Axel Sánchez
09/04/2018
Actualización 09/04/2018 - 13:09

Estados Unidos no flexibilizó sus propuestas de contenido regional en la industria automotriz para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), incluso ahora podrían ser imposibles de cumplir, dijo este lunes Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

En conferencia, el representante industrial explicó que la administración de Donald Trump eliminó la idea de que 50 por ciento de los componentes de un automóvil sean de Estados Unidos, pero puso dos nuevos conceptos en la mesa.

El primero es que se elimine el rastreo de autopartes, es decir, que el contenido de un automóvil se mida por costo neto.

Por ejemplo, un bloque de aluminio importado pero fundido y moldeado en México se contaba como ‘Hecho en México’ con rastreo, pero sin la categoría ya no sería 100 por ciento este país.

Para ello, dijo que se harán cinco categorías de autopartes, donde la primera lista sería de piezas esenciales, ahí se exigirá 85 por ciento de contenido, en las otras cuatro sería de 75, 70 y 65 por ciento, respectivamente.

"Se comentó mucho que es más flexible, pero desde nuestro punto de vista no es así, contiene elementos que la hace más estricta e incumplible, pues se mantiene la propuesta de 85 por ciento de contenido regional, pero ahora se abren cinco categorías, es muy difícil alcanzar estos niveles planteados por Estados Unidos", destacó el directivo.

Sobre la propuesta de salarios, Cuevas comentó que el equipo estadounidense propuso que 40 por ciento de las autopartes de un auto armado en la región por empleados con un salario que oscila entre 16 y 19 dólares por hora.

"Aún estamos analizando la propuesta para determinar su impacto, eso no significa que nos exigen subir salarios. Para todas estas ideas se podría poner un lapso para su cumplimiento, pero aún estamos analizando", explicó.

El director general de AMIA comentó que esto se discutió con las asociaciones automotrices de Estados Unidos y Canadá, los cuales también consideran un alto riesgo en las propuestas.

Este lunes inició la ‘ronda técnica’ de renegociación del pacto comercial, la cual prevén que finalice el 16 de abril.