Empresas

Estructura tributaria competitiva mejoraría inversiones

10 febrero 2014 4:56 Última actualización 21 agosto 2013 18:23

 [México se ubica en el lugar 38 dentro del índice de facilidad para hacer negocios / Bloomberg / Archivo] 


 
Notimex


Una estructura tributaria que sea competitiva ante el contexto internacional permitiría al país mantener los capitales nacionales y atraer las inversiones extranjeras, expuso el presidente de la Comisión Fiscal Internacional de IMCP, José Luis Fernández Fernández.
 
El miembro del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) señaló en conferencia que en la experiencia internacional queda demostrado que al momento de que se bajan los impuestos, existe una mayor inversión y alienta a más personas a abrir una empresa formal.
 
Señaló que en la actualidad muchos microempresarios, al ver lo complicado que es iniciar una sociedad mercantil, prefieren dejar de lado su negocio o bien optan por la informalidad, lo cual es un tema que debería ser tratado a fondo dentro de las discusiones de la reforma fiscal.
 
Con cifras del Banco Mundial, señaló que México se ubica en el lugar 38 dentro del índice de facilidad para hacer negocios, sin embargo, debería estar dentro de los primeros 20 lugares, mientras que en materia de electricidad y de pago de impuestos no se encuentra dentro de los primeros 100 lugares.
 
Por su parte, el presidente del IMCP, Carlos Cárdenas, señaló que actualmente "tenemos un régimen tributario invertido", en el que la mayor parte de los ingresos provienen del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y no de cargos indirectos, como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) o el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).
 
Ello, advirtió, repercute directamente en la competitividad de México, pues existen otras economías con cargas fiscales mucho más convenientes para los inversores, como lo es el caso de Irlanda, cuyo impuesto corporativo es de 12 por ciento.
 
Refirió que en vez de aumentar la tasa de los impuestos, es necesario incluir al 60 por ciento de los trabajadores en el país que están en la economía informal, mediante su inclusión al sistema de seguridad social y de retiro, entre otros beneficios, e implementar estándares internacionales que fomenten una mayor recaudación.
 
En este contexto, reiteró que entre sus propuestas de reforma fiscal destaca un IVA generalizado, eliminar el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), reducir las tasas del ISR para buscar una mayor competitividad y establecer un impuesto mínimo fácil de cálculo para lograr una mayor recaudación.