Empresas

Esto es lo que ganó el presidente de Google en 2016

Éste es el tercer año consecutivo que Sundar Pichai, presidente del motor de búsqueda, recibe un pago de nueve dígitos, un caso raro incluso en compañías bien remuneradas.
Bloomberg
28 abril 2017 16:31 Última actualización 28 abril 2017 17:5
Sundar Pichai es presidente ejecutivo de Google desde 2015. (Bloomberg)

Sundar Pichai es presidente ejecutivo de Google desde 2015. (Bloomberg)

Alphabet parece que no puede dejar de elevar los paquetes de remuneración que le otorga a Sundar Pichai de Google.

El presidente ejecutivo del negocio de motor de búsqueda recibió 199.7 millones de dólares en remuneración por su trabajo en 2016, de acuerdo con documentos presentados a los reguladores el viernes.

Eso marca el tercer año consecutivo que Pichai recibe un pago de nueve dígitos, un logro raro incluso en compañías de tecnología bien remuneradas y casi sin precedentes en otros sectores.

Desde que se convirtió en presidente ejecutivo en 2015, Pichai ha actuado para darle más control a Google sobre dos campos críticos: la inteligencia artificial y la nube. Supervisó un salto de 17,8 por ciento en el negocio de publicidad de Google el año pasado, al mismo tiempo que aumentó sus ingresos en nube y hardware, un objetivo al que la empresa aspiró por mucho tiempo.

La compensación de Pichai en 2016 consistió principalmente en 273.328 acciones Clase C que recibirá trimestralmente hasta 2019 si permanece en el trabajo.

Las posiciones fueron otorgadas aproximadamente seis meses después de que la empresa de tecnología anunciara que se reorganizaría en el holding Alphabet. Como parte de la transición, se le encargó a Pichai que liderara Google, tomando las riendas de Larry Page, quien se convirtió en presidente ejecutivo de la entidad matriz.

En 2015, Pichai recibió alrededor de 100 millones de dólares en remuneración después de que fue ascendido a subdirector sénior de productos y asumió muchas de las responsabilidades de Page, como la supervisión de productos de búsqueda y publicidad. Eso lo convirtió en uno de los ejecutivos estadounidenses mejor pagados ese año, según el Índice de Pago de Bloomberg.

Alphabet, con sede en Mountain View, California, típicamente otorga acciones a los principales jefes una vez cada dos años, una estrategia que, ha dicho, "anima a los ejecutivos a tener una visión a largo plazo de la empresa".