Empresas

Coca-Cola Femsa y Cemex ganarían con 'Cuba libre'

Después de Estados Unidos, México es el país en el que más empresas se beneficiarían de un eventual fin del embargo comercial impuesto por el vecino del norte a Cuba, entre ellas Coca-Cola Femsa y Cemex, coincidieron analistas.
Bloomberg
23 diciembre 2014 15:5 Última actualización 23 diciembre 2014 15:36
Coca-Cola y Cemex

La falta de inversión en infraestructura en Cuba beneficiaría a Cemex.  (Archivo El Financiero)

Las líneas de cruceros y los hoteles de Estados Unidos no son los únicos posibles beneficiarios de una normalización de las relaciones con Cuba. Los refrescos que se sirven a bordo y los materiales de construcción utilizados en resorts podrían proceder de compañías mexicanas.

Coca-Cola Femsa y Cemex
se cuentan entre las compañías mexicanas que podrían obtener una tajada de la expansión del mercado cubano, según ING Groep NV.

El fondo Herzfeld Caribbean Basin Fund dice que, después de Estados Unidos, México en el que más empresas se beneficiarían de un eventual fin del embargo de la Guerra Fría.

“Cuba es la próxima puerta”, dijo en entrevista telefónica Eric Conrads, un administrador de dinero de ING en Nueva York. “Es un mercado natural. El cóctel Cuba Libre se prepara con Coca Cola, y a la ecuación se incorpora la libertad, de modo que es una combinación interesante”.

La posible transición de Cuba hacia un destino caribeño deseable luego de pasar por la condición de paria durante el embargo comercial estadounidense de 1960 se inició la semana pasada, cuando el presidente Barack Obama tomó medidas para el restablecimiento de relaciones diplomáticas. Si bien el embargo sigue en vigor, las medidas de Obama facilitarían a las compañías exportar productos agrícolas, telecomunicaciones y materiales de construcción.

Una cadena de distribución latinoamericana aceitada pone a Coca-Cola Femsa, la mayor embotelladora de Coca-Cola, en mejor posición para aprovechar una apertura a Cuba que la estadounidense Coca-Cola Co., que tiene sede en Atlanta, dijo Ryan Paylor, un operador de fondos de Herzfeld.

'MUY DETERIORADA'

"Coca-Cola Femsa está preparada para “hacer la transición con facilidad”, dijo Paylor en entrevista telefónica desde Miami.

En cuanto a Cemex, que tiene sede en Monterrey, las décadas de falta de inversión de capital en Cuba podrían convenir a la productora de cemento si el gasto de Estados Unidos desencadena un auge de la construcción, dijo Paylor.

“La infraestructura de Cuba está muy deteriorada desde que comenzó el embargo”, agregó Paylor.

Los materiales de construcción y los bienes de consumo han sido la primera idea en momentos en que los inversores buscan posibles ganadores de un acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, en parte debido a las posibilidades de la isla de 11 millones de habitantes de volver a florecer como destino turístico.

Según un informe presentado el 24 de noviembre a la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos, SEC por sus siglas en inglés, las apuestas del fondo Herzfeld también comprenden a América Móvil, de Carlos Slim, Wal-Mart de México y la compañía de refrescos y operadora de tiendas Fomento Económico Mexicano, que controla Coca-Cola Femsa.

El 50 por ciento de las tenencias del fondo, que apuesta a una normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, correspondían a compañías estadounidenses al 30 de junio, sobre la base de datos que recopiló Bloomberg, seguidas por un 22 por ciento en México y un 11 por ciento en Panamá.