Empresas

Este mes abrirán distribuidor vial de
la México-Acapulco

Los trabajos del Distribuidor Vial de Palmira llevan un avance del 95%, por lo que se abriría a la circulación el próximo periodo vacacional de diciembre,  la longitud total del puente es de 922.26 metros, en donde se invierten más de 317 millones 632 mil pesos.
Redacción
07 diciembre 2014 15:42 Última actualización 07 diciembre 2014 17:25
Autopista del sol

La autopista fue inaugurada en 1993 por el entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari, la construcción estuvo a cargo del Grupo Mexicano de Desarrollo en asociación con ICA y Triturados Basálticos y Derivados con un presupuesto inicial de 800 millones de pesos.

El Distribuidor Vial de Palmira en Guerrero se abrirá a la circulación el próximo periodo vacacional de diciembre, con lo cual los usuarios tendrán ahorros de hasta 30 minutos al transitar por esta ruta, anunció la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En  un comunicado informó que los trabajos de dicho libramiento, ubicado en el kilómetro 94+200 de la carretera México-Cuernavaca-Acapulco, Libramiento Cuernavaca-Chilpancingo, llevan un avance físico de 95 por ciento.

Señala que se construye una rampa de cuatro carriles en la actual Autopista del Sol, por lo que el muro del lado derecho se termina este lunes 8 de diciembre, con lo cual se restablecerá el tráfico al ciento por ciento en dirección a Acapulco.

La longitud total del puente es de 922.26 metros, en donde se invierten más de 317 millones 632 mil pesos, abundó la dependencia federal.

Las labores que se realizan son en terracerías, estructuras, drenaje, pavimentación y obras complementarias, así como señalamiento en el estado de Morelos.

A partir de noviembre de este año, indicó, las tareas entraron en su etapa final, lo cual requirió el cierre parcial a la circulación en la zona, situación que quedará normalizada en los próximos días con el consecuente beneficio para los usuarios de esta obra vial.

La SCT destacó que la construcción del distribuidor vial debió suspenderse por espacio de un año, aproximadamente, debido a un amparo interpuesto por el ejido de Chipitlán, que reclamaba el pago histórico por la construcción del Libramiento de Cuernavaca.