Empresas

AT&T inspira nuevo juego: adivinar cuál es próximo superacuerdo

El sector de entretenimiento ha sido 'movido' por una serie de acuerdos y fusiones recientes, y la propuesta de AT&T por la compra de Time Warner, podría desencadenar una ronda de consolidación. 
Bloomberg
26 octubre 2016 13:39 Última actualización 26 octubre 2016 17:31
comunicaciones tv

(Especial)

Desde junio, el sector de entretenimiento ha sido remecido por una serie de acuerdos y se habla de más.

La propuesta de AT&T para la compra de Time Warner por 85 mil 400 millones de dólares, la mayor adquisición este año, podría desencadenar una nueva ronda de consolidación mientras otras compañías telefónicas o proveedores de televisión de paga buscan crecer.

Debido a ello, los analistas del sector se preguntan cuál será el próximo magnate de medios en hacer una apuesta sobre el rumbo del sector: ¿Bob Iger? ¿Rupert Murdoch? ¿John Malone?

“Si fuera un banquero de fusiones y adquisiciones, me estaría frotando las manos de felicidad”, dijo Bernard Gershon, consultor de medios en Nueva York y exvicepresidente sénior de Walt Disney.

Internet está impulsando mucho del cambio, transformando el lucrativo negocio de vender televisión de paga a millones de hogares.

El número de consumidores que reciben servicios de cable o satelitales ha alcanzado su culminación y comenzado a mermar, poniendo en riesgo 170 mil millones de dólares al año en ventas de avisos y comisiones de suscripción.

El viejo modelo está siendo socavado por servicios en línea más económicos, encabezados por Netflix, que muchos televidentes cautelosos en el gasto miran en teléfonos inteligentes.

1
LA APUESTA DE AT&T

 

AT&T

Las compañías que ofrecen servicios telefónicos, de internet y televisión se aprestan a encarar este futuro móvil de diferentes maneras, pero casi todas tienen en la mira compañías de medios y entretenimiento.

Tres o cuatro conglomerados podrían llegar a dominar cómo se hacen las películas y los programas de televisión y se transmiten por redes móviles y terrestres, dijo Kannan Venkateshwar, analista de Barclays.

Para AT&T, la mayor compañía de telefonía y televisión de paga de Estados Unidos, ello significó pagar una prima grande por Time Warner, propietaria de HBO, Warner Bros. y canales de cable que incluyen CNN y TBS.

Un año después de comprar DirecTV por 48 mil millones de dólares, AT&T, con sede en Dallas, concluyó que también necesitaba ser la dueña de la compañía que hace las películas de Batman y programas televisivos como 'Game of Thrones'.

La razón: si bien es conocida por sus ubicuas antenas satelitales, DirecTV se está transformando en un servicio de televisión móvil y en línea. La propiedad de películas, programas televisivos y redes de cable asegura que AT&T tenga programación para los 75 millones de clientes que ya pagan por acceso inalámbrico y de internet.

Según esa lógica, una amplia gama de compañías de medios deberían comenzar a buscar socios de distribución, en lo que viene a ser un juego de sillas musicales en el sector. Pero no todos están convencidos de la lógica de AT&T.

Se espera que el acuerdo de AT&T encare un difícil escrutinio regulatorio, y las acciones de Time Warner se negocian 19 por ciento por debajo del precio de oferta debido al escepticismo de que la adquisición proceda.

: