Sus propios campos de golf en Escocia no tienen muy contento a Trump
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sus propios campos de golf en Escocia no tienen muy contento a Trump

COMPARTIR

···

Sus propios campos de golf en Escocia no tienen muy contento a Trump

El presidente estadounidense no está contento: el año pasado, ese proyecto tuvo una pérdida total de 4.64 millones de libras.

Bloomberg Por Stephanie Baker
08/10/2018
Actualización 09/10/2018 - 17:59
El presidente de EU, Donald Trump.

Después de inyectar más de 150 millones de libras (196 millones de dólares) en sus campos de golf en Escocia, el presidente Donald Trump aún no ha logrado obtener beneficios.

Sus dos complejos registraron una pérdida total de 4.64 millones de libras en 2017, según los últimos informes regulatorios en Reino Unido. De ahí, el complejo de 800 acres Turnberry, en la costa oeste de Escocia, perdió 3.38 millones de libras, el cuarto déficit anual consecutivo desde que compró el club en 2014.

Los resultados, de los pocos que se han divulgado para los negocios mundiales de Trump, muestran que tuvo que inyectar millones en los centros turísticos para cubrir el déficit mientras intentaba limitar costes.

Eric Trump, quien se mostró optimista el año pasado acerca de las perspectivas de que Turnberry generara ganancias, dijo este año que el negocio de golf escocés es "competitivo y difícil, factores que pueden agravarse debido a las condiciones climáticas adversas".

Los resultados plantean dudas sobre si la reacción violenta contra su presidencia divisiva ha perjudicado al negocio. La visita de Trump a sus complejos escoceses en julio provocó manifestaciones en Glasgow y Edimburgo, mientras el Gobierno escocés exigió que el Reino Unido reembolsara los costes policiales del fin de semana, que siguió a su reunión con la primera ministra Theresa May.

Al menos la pérdida en Turnberry fue menor que los 17.6 millones de libras en 2016, cuando Trump cerró el complejo durante seis meses para renovar el hotel y abrir otro campo.

Las pérdidas en el complejo de Trump cerca de Aberdeen, en la costa del Mar del Norte, disminuyeron ligeramente, a 1.26 millones de libras esterlinas desde 1.41 millones de libras en 2016, aunque los ingresos también disminuyeron. La Organización Trump tomó medidas para reducir costes recortando personal.

Trump, quien ha pasado años en un enfrentamiento con los lugareños por cuestiones de planificación y medioambientales, no ha obtenido beneficios en el complejo de Aberdeen desde su apertura en 2012.

"Sin embargo, la caída en el precio del petróleo y la desaceleración económica en el noreste de Escocia han provocado una disminución del gasto local y, en consecuencia, los ingresos han disminuido en 3 por ciento", escribió Eric Trump en una carta que acompañaba a las cuentas.

"Al establecer controles de costo y contención, la propiedad pudo reducir su pérdida".