Empresas

Equipos analógicos
con riesgo de salir
de México: Semarnat

La Semarnat señaló que los televisores analógicos que se desechen luego del apagón analógico y no lleguen a un centro de acopio corren el riesgo de ser exportados y que con ello sean reutilizados por otros o que lleguen a contaminar.
Axel Sánchez
18 enero 2016 22:36 Última actualización 19 enero 2016 4:55
Según Greenpeace México, en el país se desecharán al menos 40 millones de televisores analógicos, los cuales están construidos con sustancias tóxicas como plomo, cadmio y arsénico, lo que los convierte en un riesgo para la salud. (Cuartoscuro)

Según Greenpeace México, en el país se desecharán al menos 40 millones de televisores analógicos, los cuales están construidos con sustancias tóxicas como plomo, cadmio y arsénico, lo que los convierte en un riesgo para la salud. (Cuartoscuro)

Los televisores que se desechen y no lleguen a los centros de acopio corren el riesgo de ser exportados a otras naciones y que sucedan dos cosas: que sean reutilizados por otros o que lleguen a contaminar, consideró la Semarnat.

A través de su documento “Programa Nacional para la Gestión Integral de los Televisores Desechados por la Transición a la Televisión Digital”, reveló que se han detectado exportaciones de equipos enteros a varios países del mundo, principalmente a América Latina.

En su investigación “Los residuos electrónicos en México y el mundo” el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) indicó que se generan 300 mil toneladas de residuos electrónicos al año en México, de los cuales, se estima que el 63 por ciento lo ocupen los televisores.

“El programa nacional de reciclaje de televisores busca prevenir que ocurra una situación como la descrita, estableciendo un esquema de manejo responsable para el reciclaje de los televisores analógicos que se desecharán como consecuencia de la transición a la TDT”, destacó la Semarnat.

Tampoco ayuda que las personas no estén informadas sobre el debido proceso para los electrónicos usados.

El INECC encontró que 91 por ciento los habitantes de la Ciudad de México y área metropolitana no conoce alguna persona o empresa dedicada al reciclaje de aparatos electrónicos, mientras que 9 por ciento restante respondió lo contrario.

“De total de personas que almacenan sus aparatos electrónicos al final de su vida útil, la mayor proporción (38 por ciento) se acopia por más de un año, seguido por el periodo de 6 meses a un año (25 por ciento), de 2 a 5 meses (22 por ciento) y en menor porcentaje se encuentran los aparatos electrónicos guardados por sólo un mes (15 por ciento)”, dice el Instituto de Ecología.

Cabe mencionar que dichos aparatos podrían permanecer en sitios expuestos a condiciones de intemperización, causando el deterioro de los mismos.