Empresas

En riesgo, inversión
de 4 mil mdd de mineras extranjeras en Guerrero

El secuestro de personal, las extorsiones y el robo afectan a Goldcorp, Nyrstar y Torex en Guerrero, poniendo en riesgo sus inversiones por 4 mil millones de dólares. El estado es el tercero del país en recibir más ingresos extranjeros para el sector.
Axel Sánchez
22 marzo 2015 18:21 Última actualización 23 marzo 2015 4:55
Goldcorp Guerrero

El pasado 15 de marzo se hallaron muertos a tres de los cuatro trabajadores de la canadiense Goldcorp que fueron secuestrados en días previos. (Corresponsal)

Inversiones de empresas mineras cercanas a los 4 mil millones de dólares están en riesgo en el estado de Guerrero, ante la creciente inseguridad que enfrentan para operar.

El pasado 15 de marzo se hallaron muertos a tres de los cuatro trabajadores de la canadiense Goldcorp que fueron secuestrados en días previos, y dos semanas antes, la productora de oro y plata Nyrstar cerró operaciones en su mina Campo Morado por el secuestro de 15 de sus empleados.

El proyecto de la europea Nyrstar, ubicado en el municipio de Cocula, donde se hallaron diversas fosas clandestinas, significaba una inversión promedio de 40 millones de dólares para los próximos cinco años y la generación de 481 puestos de trabajo.

A este caso se suma el de la canadiense Torex, la cual se encuentra bajo investigación luego del secuestro de algunos de sus trabajadores. Dicha compañía ya tenía invertidos 750 millones de dólares en la entidad.

En el 2014 la Inversión Extranjera Directa para actividades de minería en Guerrero ascendió a 274 millones de dólares (poco más de 4 mil millones de pesos).

La entidad es la tercera en el país en recibir más ingresos de empresas foráneas para la actividad minera, al representar 12 por ciento del total nacional.

Asimismo, es el quinto estado que produce más metales preciosos en México, con una extracción de 8 mil 686 kilogramos de oro y 32 mil 632 de plata el año pasado.

No obstante, debido a la situación que prevalece en el estado desde inicios del año pasado, la extracción de oro y plata en Guerrero se desplomó 21 por ciento en 2014, de las mayores caídas desde la crisis económica de 2009.

El último censo registró 25 empresas mineras operando en el estado de Guerrero.

ESCALA EN RANKING DE INSEGURIDAD

Guerrero se convirtió en un lugar peligroso para hacer negocios. La Encuesta Nacional de Victimización de Empresas 2014 del INEGI muestra que, de 2011 a 2014, en Guerrero aumentó 31.2 por ciento el promedio anual de empresas víctimas de la delincuencia, con lo cual pasó del puesto 25 al quinto como el estado con mayor número de compañías afectadas por delitos. La extorsión y el robo de insumos fueron los principales delitos que afectaron a las empresas.

Según la Cámara Minera de México (Camimex), México es el único país a escala global donde las inversiones en seguridad física de los trabajadores y ejecutivos suman más de 41 millones de dólares al año.

“El gobierno federal debe brindar las bases para lograr que haya seguridad física, fiscal y jurídica, así como costos competitivos en seguridad y acceso a la tierra que permitan al sector minero brindar una alternativa de desarrollo”, expuso Humberto Gutiérrez-Olvera, presidente de la Camimex.

Horacio Bruna, exdirector de Goldcorp México, dijo en una entrevista previa con El Financiero, que en ocasiones han tenido que usar helicópteros y avionetas para trasladar a su personal, debido a los problemas de inseguridad.

TRABAJADORES, LOS MÁS VULNERABLES

Un recorrido de El Financiero por diferentes minas de Guerrero constató que la inseguridad mantiene a los trabajadores en la zozobra y se ubican como los más vulnerables.

En la mina Media Luna, situada en Nuevo Balsas, perteneciente a Cocula, municipio de la zona norte de Guerrero, trabajan más de 900 personas, entre empleados que laboran directamente en la mina y los contratistas, así como su personal.

Algunos instalan campamentos en comunidades cercanas, otros rentan casas en Cocula o Iguala para que duerman sus trabajadores y para todos la recomendación es no salir por las noches, y si lo hacen, que sea en grupo para disminuir el riesgo de sufrir agresiones, extorsiones o secuestro.

Alrededor de cinco de las 16 empresas que firmaron contratos para prestar sus servicios con la mina Media Luna, propiedad de Nyrstar, decidieron renunciar e irse con todo y sus empleados.

“Les dio miedo. Sí es difícil trabajar aquí, pero es más grande la necesidad que el miedo”, dijo un trabajador de la mina.

Otro de los casos es el de la mina Rey de la Plata, donde no hay autorización para que se entregue material si al proveedor lo acompañan dos o más personas. Sólo puede llevar un auxiliar. A la mina no se entra con cualquier vehículo, sólo en camionetas pick up. Sin embargo, lo más peligroso es el camino a la mina, aseguró uno de los proveedores.

“Han robado camiones con material de trabajadores de la mina o de prestadores de servicios o de las empresas que están instaladas ahí”, comentó.

En esa mina laboran unas 20 empresas y por lo menos 400 trabajadores de la propia compañía.

Da clic en la imagen para agrandarla

Cantidad de negocios que son víctimas del delito por cada 10 mil unidades económicas
Empresas extranjeras dedicadas al sector minero de Guerrero empiezan a retrasar sus actividades por el ambiente de inseguridad que prevalece en el estado.