Empresas

En 5 años, mercado
parejo en telcos: Gil Díaz

El presidente ejecutivo de Telefónica para México y Centroamérica opina que tras aplicarse las regulaciones en contra de los operadores dominantes en telecomunicaciones, las condiciones competitivas mejorarán e iniciará un periodo de consolidaciones entre inversiones locales y extranjeros
Ramiro Alonso / Mario Maldonado
25 febrero 2014 14:33 Última actualización 26 febrero 2014 8:38
Francisco Gil Díaz (Cuartoscuro)

Francisco Gil Díaz dijo que al terminar la dominancia de América Móvil en el negocio de telefonía móvil y fija, el mercado nacional podrá repartirse de manera equitativa. (Cuartoscuro)

A Francisco Gil Díaz le antecede una biografía que muchos envidiarían: fue secretario de Hacienda en el sexenio de Vicente Fox, director de Avantel y vicegobernador del Banco de México.

Con esa experiencia por delante y en vísperas de que se apliquen regulaciones en contra de los operadores “dominantes” en el sector de telecomunicaciones del país, el actual presidente ejecutivo de Telefónica para México y Centroamérica estima que en un periodo de cinco o 10 años máximo, el mercado nacional de telefonía se repartirá de manera equitativa entre los competidores locales, después de que termine la dominancia de América Móvil, la empresa de Carlos Slim que concentra 70 por ciento del negocio de telefonía móvil y 80 por ciento del de telefonía fija.

En entrevista con EL FINANCIERO, Gil Díaz dice que confía en que las condiciones competitivas mejoren y que inicie un periodo de consolidaciones entre inversiones locales y extranjeros. Pasada la crisis de la Unión Europea, la firma, que en México lleva más de 20 años de operaciones, está lista para acelerar su proceso de consolidación con terceros. En la mira aparecen atractivas diversas empresas. Todo es cuestión de tiempo.

___ ¿Con las estrategias de crecimiento de Telefónica y el impulso de la reforma de telecomunicaciones, cómo se ve a la firma en el mediano plazo?
___ Lo que ha sucedido en otras partes y yo creo que eso lo vamos a ver en México, es que el mercado se va repartir más o menos en partes iguales. Si habemos cuatro operadores móviles vamos a andar entre el 25 y 30 por ciento todos; si fuéramos tres, obviamente serían terceras partes. La experiencia internacional nos dice que en unos cinco o 10 años máximo es de esperarse que los predominantes dejen de serlo. El mercado se va a repartir de acuerdo con la calidad del servicio de los operadores.

___ Durante la crisis europea, Telefónica enfrentó problemas en su expansión por América Latina, debido a la reducción en sus márgenes.¿Cómo luce ahora el panorama?
___ A la compañía le afectó la crisis como a todo mundo; fueron muy pocas las empresas que estaban en una situación líquida sobrante en el momento en que las tasas de interés se dispararon. Ciertamente pasamos por una temporada difícil y, como cualquier empresa que tiene colocados valores en los mercados, tuvimos la necesidad de estar dándole revolvencia a nuestra deuda. Pero pagamos una cantidad muy fuerte de ésta vendiendo activos, generando liquidez mediante controles de costos. En México hemos bajado los costos de una manera asombrosa. Telefónica enfrentó todo eso en un lapso corto reduciendo de manera importante su pasivo y ahora estamos volviendo a acudir a los mercados en condiciones normales, viendo qué oportunidades se presentan. Estamos presenciando, por ejemplo, el intento de Telefónica por comprar E-Plus en Alemania, vemos a Telefónica con algún interés en Telecom Italia, que quién sabe cómo se materialice porque está relacionado con TIM en Brasil. Esas son muestras claras de que Telefónica ya está otra vez con los pies firmemente plantados, dispuesta a ver oportunidades y, de ser necesario, a hacer adquisiciones.

___ ¿Existe algún tema dentro de las leyes secundarias de telecomunicaciones que esté esperando Telefónica para hacer alguna adquisición o alianza, por ejemplo con Iusacell?
___ No depende de la reforma. El hecho de que pudiéramos interesarnos en las empresas o ellos en nosotros, porque pudiera ser una asociación y no necesariamente una compra. No tiene que ver con que la reforma venga con determinadas características. La reforma va a venir, pero independientemente de eso, el hecho de sumar fuerzas, como lo hicimos con el roaming, pues nos posiciona mejor para competir con esta empresa gigantesca que domina en el mercado mexicano (América Móvil).

___ ¿Están en negociaciones con Iusacell para hacer una asociación o fusión?
___ Todo el tiempo, bueno, tenemos años, desde que entré (a Telefónica) y llevo siete años en la empresa, hemos estado hablando con cableras y otras empresas, siempre estudiando posibilidades de asociación. Una de ellas nació con Megacable, con Televisa, donde somos socios de GTAC, una tercera empresa que tiene alrededor de 22 mil kilómetros de fibra de la CFE y muchas extensiones que se han derivado de ahí. Cuándo va suceder y cómo va a suceder, pues depende de las condiciones en las que se pueda negociar.

___ ¿Considera que existe un periodo pendiente de consolidaciones en el sector de telecomunicaciones de México?
___ Estamos en un impasse mientras se resuelven algunos temas. Ya se resolvió uno muy importante, porque la Constitución claramente dice que ya puede haber mayoría extranjera y elimina algo que de manera irracional permanecía en nuestra legislación, porque no hay ninguna diferencia entre las características tecnológicas y el servicio que puedes recibir en un teléfono móvil. Algunos inversionistas están esperando cómo va a quedar la legislación secundaria para ofertar, por ejemplo, por un operador de empresas cableras, que están ofreciendo distintos servicios y que con más capital podrían extender su cobertura. Eso no ha sucedido porque ven hasta este momento la necesidad de conocer exactamente cuáles van a ser las reglas de acceso y competencia. Pero yo siento que hay muchos inversionistas fuera de México que están ilusionados con el cambio y van a responder muy pronto.

___En días pasados se reveló la iniciativa de escisión de activos de Telmex, una estrategia con la que podría evadir regulaciones de las autoridades, según los analistas. ¿Cuál es su opinión de esto?
___ Creo que depende mucho de cómo venga la legislación secundaria, porque si ahí viene, por ejemplo, que un preponderante es el que tenga 50 por ciento de ingresos o de minutos, pues no importa qué hagas con los activos. Hay quien ha dicho que el hecho de que se haya llevado a cabo esa escisión es una causa grave, suficiente de rescisión del título de concesión. Hay que ver si efectivamente se trata de eso porque si es así, pues no sé qué consecuencias pueda tener. Es un asunto muy delicado.

___ Se ha dicho que Telefónica buscaría monetizar su red tras las inversiones por 13 mil millones de dólares que la empresa ejerció en su despliegue. ¿Hay planes en este sentido?
___ No estamos pensando monetizarla. Lo que podíamos monetizar ya lo hicimos, ya vendimos nuestras torres. Esa etapa ya se cumplió, lo que estamos viendo son posibilidades de comprar o asociarnos.