Empresas

Empresas de Occidente temen sanciones de Rusia tras caso McDonald's

Firmas occidentales se encuentran en incertidumbre sobre su futuro en Rusia, luego de que autoridades locales anunciaran investigaciones y la clausura de algunos restaurantes de McDonald's, una medica calificada como revanchista.
Reuters
21 agosto 2014 10:37 Última actualización 21 agosto 2014 10:37
McDonald´s

McDonald´s. (Bloomberg)

El gobierno ruso dijo que investiga a decenas de locales de la cadena McDonald's, en una medida calificada por empresarios como una represalia por las sanciones impuestas por Occidente contra Moscú por su intervención en Ucrania.

La autoridad de seguridad alimentaria de Rusia dijo que estaba investigando posibles violaciones a las normas sanitarias por parte de la estadounidense McDonald's. El miércoles, se ordenó la clausura temporal de cuatro sucursales de la cadena en Moscú.

A comienzos de mes, Rusia aplicó vetos contra importaciones de alimentos desde Occidente, luego de que Washington y Bruselas impusieron sanciones económicas a Moscú por la anexión de la región ucraniana de Crimea y el apoyo ruso a los separatistas.

"Obviamente tiene una motivación política por Ucrania", dijo Alexis Rodzianko, presidente de la Cámara de Comercio Estadounidense en Rusia. "La pregunta es: ¿va a ser una llamada de atención o el inicio de una campaña?".

Varias firmas medianas firmaron una carta del empresario británico Richard Branson en la que llamó a los políticos a detener el conflicto.

"Nosotros, como líderes empresariales de Rusia, Ucrania y el resto del mundo, llamamos a nuestros Gobiernos a asegurar que no volvamos a la miseria de la Guerra Fría", decía la misiva.

McDonald's, que abrió su primer local en Rusia en 1990, es un símbolo muy visible del capitalismo estadounidense en Rusia, donde opera 438 ramas.

Hasta ahora, ninguna otra marca occidental prominente ha reportado fiscalizaciones adicionales por parte de las autoridades rusas, aunque medios del país reportaron que el fabricante de whiskey Jack Daniels estaba siendo investigado.

Amrest, el operador de varias franquicias rusas para marcas estadounidenses como Starbucks, KFC, Pizza Hut y Burger King, dijo que no había tenido problemas.

"Estamos siguiendo los eventos geopolíticos (...), para asegurar nuestra adaptación al cambio en las condiciones y para minimizar los riesgos a los negocios", dijo el presidente de AmRest, Henry McGovern, durante una conferencia con inversores la semana pasada.

No obstante, se considera que las grandes marcas extranjeras son vulnerables.

El banco francés Societe Generale publicó una nota de investigación dicicendo que las empresas que generaban los ingresos más altos en Rusia y que estaban, por tanto, más expuestas a los riesgos políticos eran BP, British American Tobacco, BASF, Carlsberg, Coca-Cola, Alstom y E.ON .