Empresas

Empresarios que heredan los hobbies de sus padres y abuelos

Emilio Azcárraga Jean y Valentín Diez Morodo son algunos de los empresarios que han heredado las aficiones y negocios de sus antecesores.
Axel Sánchez
05 junio 2014 22:18 Última actualización 06 junio 2014 5:0
Emilio Azcárraga

Emilio Azcárraga Jean, presidente de Grupo Televisa, heredó el Club América, uno de los más caros de la liga mexicana. (Cuartoscuro)

Mientras algunos empresarios hacen de sus aficiones y hobbies un negocio, otros los heredan de sus antecesores.

Este es el caso de Valentín Diez Morodo, accionista de ABI, la firma que adquirió a Grupo Modelo, y consejero de varias empresas de la Bolsa Mexicana de Valores, quien heredó de su padre al club de futbol Diablos Rojos de Toluca, el cual tiene una plantilla de jugadores cuyo valor se aproxima a los 39 millones de dólares, de acuerdo con el portal Transfermarkt.

En charlas informales, el empresario ha expresado que para él no era un gran negocio tener un equipo deportivo, pero se hizo aficionado a este conjunto por herencia de su padre.

Emilio Azcárraga Jean, presidente de Grupo Televisa, es otro empresario que heredó un equipo de futbol: el Club América, uno de los más caros de la liga mexicana, y del cual se volvió un verdadero fanático.

Carlos Peralta, presidente de Grupo IUSA, es dueño del equipo de béisbol Tigres de Quintana Roo, del cual su padre fue fundador. En 2009, cuando IUSA atravesó una crisis de liquidez, trascendió que el empresario mexicano vendería al equipo, pero no fue así y actualmente sigue manteniéndolo en su propiedad.