Empresas
caso de estudio

Empresario hace
del “choper” el
negocio de su vida

Aunque a sus 23 años P&G le ofreció un empleo con un atractivo sueldo, Eduardo Hernández decidió seguir su vocación de restaurantero, levantando órdenes y sirviendo platillos. Actualmente es dueño de la cadena La Stuffa y La Guadaña, además de tener dos Choperías.
Claudia Alcántara
19 agosto 2014 22:42 Última actualización 20 agosto 2014 5:0
Eduardo Hernández director de la operadora Edualf

A través de su restaurante La Stuffa, Hernández ofrece el concepto de comida italiana. (Edgar López)

A los 23 años, Eduardo Hernández, director de Operadora Edualf, propietario de la cadena de restaurantes y bares La Stuffa, La Guadaña y La Chopería, descubrió que su vocación no estaba detrás de un escritorio o laboratorio, si no entre las mesas levantando órdenes y sirviendo platillos.

Recién egresado de la carrera de ingeniería industrial, decidió en 2002 instalar un local dedicado a la venta de alitas y cervezas, muy cerca del Tec de Monterrey Lago de Guadalupe, para “abrir boca” y hacerse de ingresos.

Hernández relató que justo cuando todo marchaba de maravilla, le llamaron para trabajar en Procter and Gamble (P&G). Aunque iba a ejercer su carrera y ganar a su corta edad 20 mil pesos al mes, no quiso cambiar su próspero negocio que le aportaba ingresos 5 veces mayores a esto.

“Para un cuate salido de la universidad era un gran salario, pero yo en mi negocio me ganaba 150 mil pesos en vender cervezas y alas, no tenía sentido el empleo”, dijo.

Su pequeño local comenzó a crecer, y decidió aliarse con un socio, para trasladar sus operaciones al centro comercial Parque Duraznos.

Ahí fue donde Eduardo reforzó su vocación, y para fortalecer sus conocimientos decidió estudiar administración de empresas en la Universidad Iberoamericana.

El sentido empresarial lo tiene desde niño, igual que su pequeño hijo de 8 años, el cual durante las vacaciones de verano decidió poner su negocio de venta de botanas, a fuera de su casa.

Aunque vendió su primer establecimiento, decidió quedarse para siempre en el poniente de la Ciudad de México, en el Centro Comercial Santa Fe. Con cerca de 300 mil dólares de inversión inicial, creó el restaurante La Sttufa, bajo un concepto de comida italiana. Su inquietud fue más allá y lanzó La Guadaña, un bar en donde el pulque es la bebida principal.

HASTA LA CHOPERIA


En el 2009 Hernández fue llamado por Grupo Modelo como asesor para perfeccionar la operación de su cadena de bares La Chopería, que había iniciado actividades tres años atrás. Viendo el potencial del negocio, decidió quedarse con una sucursal de esta cadena en Metepec, Estado de México, en sociedad con el fabricante de Corona.

A la fecha ya suma tres de un total de 104 unidades que tiene Grupo Modelo. El empresario espera finalizar 2014 con un crecimiento de 5 a 7 por ciento en ingresos apoyado por el verano futbolero y una mejora de la economía.

1
La Stuffa

Con cerca de 300 mil dólares de inversión inicial, creó el restaurante La Sttufa, bajo un concepto de comida italiana.

La Stuffa
1
La Guadaña

Es un bar en donde el pulque es la bebida principal.

La Guadaña
1
La Chopería

Viendo el potencial del La Chopería, el empresario decidió quedarse con una sucursal de esta cadena en Metepec, Estado de México.

La Chopería