Empresas

Eli Lilly amplía oferta en diabetes para reforzar presencia en mercado

12 febrero 2014 4:18 Última actualización 03 mayo 2013 18:7

[Bloomberg] La empresa se ubica en el cuarto lugar del mercado de diabetes. 


Reuters
 
FRANCFORT .- Eli Lilly, el cuarto fabricante mundial de medicamentos para la diabetes, buscará tener la variedad más amplia posible de fármacos antidiabéticos con el fin de ganar una mayor porción de ese creciente mercado.
 
El mercado global de fármacos para la diabetes se calcula actualmente en 40,000 millones de dólares podría trepar a los 53,000 millones en el 2016, lo que lo convierte en la segunda área terapéutica más grande en ventas del sector farmacéutico después del cáncer, según una investigación de mercado de IMS.
 
"Tenemos una línea de producción tan robusta que esperamos contar con la cartera (de productos) más amplia en nuestra industria", dijo Enrique Conterno, jefe de negocios ligados a la diabetes de Lilly, en una entrevista con Reuters.
 
Lilly tiene una participación del 10.6% en el mercado, con medicamentos como Humalog y Humulin.
 
Actualmente se ubica por detrás de la danesa Novo Nordisk , la francesa Sanofi y el gigante estadounidense Merck & Co.. Pero con docenas de nuevos fármacos actualmente en ensayo, ese orden podría cambiar fácilmente.
 
Los reguladores farmacéuticos están revisando una solicitud para sacar al mercado el medicamento empagliflozina, desarrollado en conjunto por Lilly y Boehringer, que pertenece a una nueva clase de fármacos orales llamados inhibidores de SGLT2.
 
Lilly también planea presentar un pedido de autorización de su inyección experimental dulaglutida, que se aplica una vez por semana y pertenece a una clase de fármacos llamados agonistas GLP-1 entre los que se encuentran los ampliamente usados Byetta y Bydureon.
 
Al estar presente en ambas clases de sustancias, además de nuevos tipos de insulina en desarrollo, Lilly se colocaría a la vanguardia de sus rivales, dijo Conterno.
 
Una cartera de productos más amplia también abriría la puerta a más terapias combinadas -como el cóctel Trajenta/empagliflozina-, las cuales probablemente jugarán un papel cada vez más importante en la terapia contra la diabetes.
 
Dado que la enfermedad está en rápido aumento debido a las crecientes tasas de obesidad, el tratamiento de la diabetes está pasando en grandes proporciones a manos de médicos clínicos o generalistas.
 
Como resultado, los fabricantes de medicamentos para la diabetes están buscando ofrecer una cantidad mayor de opciones terapéuticas, con el fin de que sus costos de producción se traduzcan en recetas e ingresos.
 
Lilly no está sola en su intento por asociarse para diversificar su presencia en distintas clases de sustancias.
 
Pfizer y Merck anunciaron esta semana que co-desarrollarán el fármaco para la diabetes de Pfizer ertugliflozina, tanto como producto estándar como en combinación con otras medicinas como el líder de ventas de Merck Januvia.
 
AstraZeneca y Bristol-Myers Squibb adquirieron conjuntamente el año pasado a la firma especialista en diabetes Amylin, ampliando una alianza existente entre los dos grandes laboratorios.