Empresas

AT&T tiene el tiempo de su lado; Slim, no

Mientras que AT&T podría ser la única opción para que el multimillonario se deshaga de una gran parte de los activos de América Móvil para reducir su cuota de mercado por debajo del 50%, la empresa de telecomunicaciones con sede en Dallas no tiene prisa por realizar nuevas adquisiciones.
Bloomberg
05 diciembre 2014 19:58 Última actualización 05 diciembre 2014 20:15
Carlos Slim. (El Financiero)

Carlos Slim. (El Financiero)

AT&T no tiene motivos para apresurarse a cerrar ninguna operación en México. De hecho, cuanta más paciencia tenga la telefónica estadounidense en la espera, mejor.

AT&T efectuó dos adquisiciones este año como parte de su expansión a México -ninguna de las dos con el multimillonario Carlos Slim, que domina la industria de las telecomunicaciones del país-. En cambio, ha destinado más de 50 mil millones a la compra de Iusacell y de DirecTV, que tiene una participación en el servicio de TV satelital Sky Mexico.

Esto deja a Slim, ex aliado de AT&T, en el limbo porque necesita deshacerse de una gran parte de los activos de América Móvil en México para reducir su cuota de mercado por debajo del 50 por ciento y evitar multas que reduzcan sus ganancias.

AT&T podría ser la esperanza más firme de encontrar un comprador para Slim en tanto la compañía con sede central en Dallas trata de agrupar los servicios inalámbricos, televisivos y de banda ancha al sur de la frontera estadounidense.

El problema es que la empresa de Iusacell que está comprando AT&T se beneficia mientras que América Móvil sea pasible de multas. El prolongar esas sanciones también podría hacer que la venta fuera más difícil -y más barata- para Slim.

“AT&T no tiene apuro por comprar los activos de América Móvil a corto plazo”, dijo Gregorio Tomassi, analista de Banco Itaú, en una entrevista telefónica desde Ciudad de México. “América Móvil ve que la situación se está tornando más difícil de lo que pensaba inicialmente”.

SOFTBANK, FUERA DEL PROCESO

América Móvil originalmente tomó contacto con posibles compradores como AT&T, SoftBank Corp. y China Mobile Ltd., mientras se preparaba para vender activos de líneas fijas e inalámbricos por valor de unos 17 mil 500 millones de dólares, dijeron en septiembre personas con conocimiento del tema. Desde entonces, SoftBank de Tokio abandonó el proceso, según otras personas con conocimiento del tema, que pidieron no ser identificadas porque la decisión fue privada.

Mariko Osada, portavoz de SoftBank, no accedió a formular declaraciones, como tampoco un funcionario de prensa de América Móvil, que tiene un valor de mercado de 77 mil millones de dólares.

Fletcher Cook, portavoz de AT&T, no accedió a formular declaraciones sobre la estrategia de expansión de la compañía en México.

La presencia de AT&T en México desde que anunció la compra de Iusacell el 7 de noviembre reduce el interés de otros compradores extranjeros por ingresar al mercado y aumenta el poder de negociación de AT&T ante América Móvil, dijo Tomassi.

“AT&T tiene el camino más despejado para crear sinergias”, explicó Tomassi. “Ningún otro operador interesado en venir tiene el nivel de sinergias de AT&T, dentro de México o a través de la frontera”.